IC denuncia que Urbaser incumple el acuerdo firmado con sus trabajadores con la complicidad y connivencia del ayuntamiento de La Laguna
martes, 03 de julio de 2012

Mientras Urbaser logró rebajar masa salarial y el ayuntamiento el contrato anual, los grandes perjudicados son los trabajadores que pierden poder adquisitivo y viven con la amenaza de despidos

ImageImageAudio de la Charla

SB-Noticias.- La Sala San Borondón de La Laguna, sede del Centro de la Cultura Popular Canaria, acogió este pasado miércoles una charla-coloquio sobre “La limpieza y recogida de residuos de La Laguna. Los incumplimientos de Urbaser y del Ayuntamiento” a cargo de Manuel González Adrián y David Manero Herrera (miembros del comité de empresa de Urbaser, por Intersindical Canaria), dentro la Universidad Libre del Atlántico y el ciclo “Los Cimientos de un Mundo Sostenible. La Alternativa Democrática y Social”.

Manuel González Adrián explicó que se trata de un problema creado en la empresa concesionaria del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria en La Laguna que surge a finales del pasado año 2011 tras el anuncio del consistorio de un recorte en el canon inicial (15 millones de euros anuales) de un 13,60%, ante lo que Urbaser se sienta con el Comité de empresa para tratar de buscar una salida, siendo la propuesta de la empresa el bajar salarios o llevar a cabo despidos porque según ellos no se podía mantener la plantilla tras el recorte del ayuntamiento.

Tras varios encuentros entre empresa y representantes de los trabajadores que no derivaron en una salida al problema, llegándose a plantear una huelga en las pasadas fechas navideñas, lo que provocó la intervención del ayuntamiento, que derivó en un principio de acuerdo rubricado el 19 de febrero pasado, con el que en un principio no estuvo de acuerdo IC pero lo aceptó porque fue decisión mayoritaria de la asamblea de trabajadores, por el que los trabajadores asumían recortes de un 5% en el salario y la empresa por su parte se comprometía a no despedir a nadie, manteniendo por tanto la plantilla actual, y cerrar el convenio colectivo.

Por tanto, hablamos de que los trabajadores de Urbaser hicieron un ejercicio de responsabilidad y de solidaridad ante la situación actual, por el que ayudaban a la empresa a salir del problema aceptando esa rebaja salarial y no se contribuía de ese modo a engordar las listas de parados en las islas, ya de por sí muy grandes.

El dirigente sindical indica que la buena voluntad de los trabajadores se pagó por parte de la empresa con la trampa de que aprovechó la coyuntura legal impuesta por el Gobierno estatal para denunciar el convenio colectivo con el objetivo no sólo de conseguir ese recorte en materia salarial, sino para recortar al máximo los derechos de la plantilla, los cuales están consolidados desde hace muchos años, tras lo que advierte que lo más sangrante de todo es que Urbaser, que había aceptado que los relevistas de las prejubilaciones quedaran fijos en plantilla una vez que la persona a sustituir se jubilara, procedió el pasado 1 de junio al despido de un compañero tras finalizar su contrato de relevo, a pesar de que el relevado pasó a la jubilación total.

La excusa para llevar a cabo este despido por parte de la empresa es que no se firmó el convenio colectivo ideado por la compañía, dicho lo cual aclara que IC no ha firmado ese convenio porque no se ajusta a los acuerdos alcanzados en su día, como fue el cierre del convenio colectivo tal cual estaba, incluyendo la rebaja del 5% en los salarios, pero sin que se tocara el resto del articulado, dijo.

González señaló que mientras Urbaser logró su propósito de rebajar masa salarial y el ayuntamiento el suyo de rebajar unos 2 millones de euros anuales en el contrato con la empresa, los grandes perjudicados por empresa y administración como no podía ser de otra manera son los trabajadores, que no sólo ven cómo han perdido poder adquisitivo, sino que están comprobando cómo se pisotean sus derechos y cómo se vulnera el acuerdo alcanzado con la compañía, lo que se traduce en despidos, entre otras cuestiones, como se demuestra con la amenaza que recibió esta semana un trabajador a quien el gerente le dijo que el próximo 19 de julio se queda en la calle.

Otros claros incumplimientos son la supresión de la cláusula de revisión automática de subida salarial, que también aparece en el Convenio anterior como igualmente el que se acordó un plazo de tres meses, posterior a la firma del convenio, para llegar a un acuerdo con la nueva categoría de peón-conductor aspirante, categoría que ya ha sido rechazada por sentencia judicial.

Manuel González dijo que a pesar de que empresa se está ahorrando una buena cantidad con la rebaja de los salarios y de que el ayuntamiento se está ahorrando una cantidad millonaria en el contrato anual acabamos de asistir al aumento injustificado de las tasas de basuras que los ciudadanos tienen que pagar al consistorio por este servicio.