NC enmienda la Ley de Medidas Administrativas para evitar la destrucción de empleo público la injusta subida de impuestos
martes, 19 de junio de 2012

La organización nacionalista es el único grupo de la oposición que ha presentado enmiendas parciales

ImageImageAudio de la rueda de prensa

ImageEnmiendas parciales

SB-Noticias.- Nueva Canarias ha sido el único partido de la oposición en el Parlamento autonómico que ha presentado un conjunto de 24 enmiendas parciales a la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, orientadas a evitar la rebaja salarial a los trabajadores públicos, la pérdida de empleo público y una injusta subida de impuestos, así como la creación de nuevas figuras impositivas.

El portavoz de Nueva Canarias en el Parlamento, Román Rodríguez, explica que el conjunto de enmiendas presentadas está en coherencia con la enmienda a la totalidad rechazada por los grupos que sustentan al Gobierno y por el Partido Popular y que trata de mejorar una ley que perjudicará a la economía y al empleo.

Las 24 enmiendas se dividen en cuatro bloques, el primero, referido a la parte administrativa de la ley, se centra en frenar la rebaja salarial a los empleados públicos en un 5%, que será un 10% al aplicarse en sólo seis meses. “No estamos de acuerdo en que se rebaje el sueldo” a quien ya ha sufrido una recorte salarial en 2010, una congelación de sueldo en los años siguientes y un aumento de los impuestos indirectos y directos que ha afectado a su capacidad adquisitiva.

Román Rodríguez asegura que “no es verdad lo que dice el Gobierno canario sobre que rebajan los salarios para no reducir empleo, la realidad es que bajan los sueldos y bajan el empleo público”, porque esta rebaja de la masa salarial supondrá un recorte en el Capítulo I de los presupuestos canarios para 2012 de 109 millones de euros, y va acompañada de otros 113 millones de euros de recortes que supondrán la destrucción de 3.200 empleos públicos, esencialmente en sanidad y educación, el 5% de los trabajadores públicos canarios desaparecerán porque lo que hará el Gobierno de Canarias será no cubrir las sustituciones, ni las jubilaciones.

Subida de impuestos

“Somos firmes partidarios del cobro de impuestos porque no hay otro mecanismo para financiar los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos pero para que éste sea justo tiene que ser progresivo, es decir, que paguen más los que más tienen”, indica Rodríguez que añade que, respecto a los impuestos directos, la propuesta de su partido está orientada a crear dos nuevos tramos en la parte autonómica del IRPF, uno que grave a las rentas que van entre 60.000 y 90.000 euros y otro para los que superan los 90.000 euros.

Asimismo apuesta por incrementar un 10% todos los tramos del impuesto sobre el Patrimonio, al igual que se hace en otras comunidades, para quienes tienen un patrimonio superior a 700.000 euros.

El tercer bloque de enmiendas abordan los impuestos indirectos Rodríguez apuntó que Nueva Canarias no está de acuerdo con la subida del IGIC que plantea esta ley ya que le parece desmedido el incremento en un 50% del tipo reducido (2%), el que grava los alimentos básicos, “creemos que tiene que quedar como está porque afecta a la mayoría de las familias”. También consideran “demasiado” la subida de dos puntos del tipo general, que pasaría del % al 7%, Nueva Canarias es partidaria de incrementarlo sólo hasta el 6%. Por el contrario, valoran “escasa” la subida en medio punto del tipo incrementado (9% y 11%), el que grava los productos de lujo, y apuestan por aumentarlo dos puntos, de manera que queden en el 11% y el 13%.

Además consideran necesario igualar el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados al resto del Estado, de manera que pase del 6,5% al 7%. Cabe destacar que éste impuesto es el que más dinero recauda para la Comunidad Autónoma después del IGIC.

Impuestos ambientales

El cuarto bloque de enmiendas se centran en la aparición de dos nuevas figuras fiscales en la citada ley, los impuestos ambientales. Román Rodríguez afirma que su partido es partícipe de los llamados impuestos verdes, “porque tienen la máxima de que quien contamina paga”. Son impuestos que no tienen la pretensión de recaudar, sino de favorecer los comportamientos responsables con el medioambiente y su recaudación se destina a gastos de mejora medioambiental.

Sin embargo, Rodríguez apunta que la incorporación de esta figura impositiva “se ha hecho de forma precipitada, sesgada, generando riesgos jurídicos, con escasa capacidad de captación de recursos y con el objeto de recaudar”. En consecuencia, solicitan en su enmienda que se retire este gravamen y que se haga una ley propia sobre la fiscalidad medioambiental en Canarias, que se busque el consenso, el acuerdo, que pueda gravar todas las actividades que dañan el medioambiente, que tenga potentes deducciones para los cumplidores, y que los recursos que se capten se destinen a mejorar el medioambiente.