Sí se puede muestra su satisfacción por dos sentencias sobre el BIC del Toscal
viernes, 15 de junio de 2012

Arcila lo califica de “varapalo judicial a la nefasta política institucional sobre patrimonio histórico”

ImageSB-Noticias.- El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha dictado dos importantes sentencias sobre la demolición de varias viviendas en la calle Santiago, en el popular barrio del Toscal y dentro del Conjunto Histórico del mismo nombre. Una de estas resoluciones anula el proyecto de demolición de un edificio catalogado y la otra anula la posterior autorización del proyecto de edificación emitido por el Consejo Insular de Patrimonio Histórico.

El portavoz de Sí se puede ha calificado de éxito sin precedentes las dos resoluciones judiciales y reclama del Área de Urbanismo del Ayuntamiento que se cumpla sin matices lo ordenado por el Tribunal Superior canario. Arcila afirma que “por primera vez se ha puesto en duda una política municipal e insular inveterada de demolición programada del conjunto histórico del Barrio del Toscal. Esta política sólo tenía como objetivo convertir el Toscal en un barrio lleno de edificaciones en ruinas para, de esta manera, autorizar la demolición de estos edificios y el otorgar licencias de nuevos inmuebles incompatibles con los valores históricos del barrio. Estas sentencias es la mejor noticia para el barrio santacrucero porque pone coto a esta política tan dañina para nuestro patrimonio“

El edil ecosocialista ha sido especialmente duro con los miembros de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico afirmando que “los miembros de esta comisión y el Director del Área, Cristóbal de la Rosa, están haciendo un daño inmenso a la Historia de Santa Cruz y si leyeran estas dos sentencias y tuvieran un mínimo de vergüenza deberían dimitir ipso facto por su manifiesta incompetencia, al autorizar proyectos que ha destruido nuestro patrimonio histórico ”

Arcila ha avanzado que Sí se puede promoverá algunas iniciativas políticas en el Ayuntamiento para acordar acciones concretas de restauración por los daños causados a los valores históricos del popular barrio santacrucero y el control de las decisiones de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico así como la renovación de sus miembros.