FSP UGT exige una cirugía cardíaca pública, eficaz y eficiente en Canarias
viernes, 15 de junio de 2012

ImageSB-Noticias.- La actual situación financiera de la Comunidad Autónoma de Canarias impone realizar recortes  sustanciales en Sanidad. Respecto a la asistencia de la cirugía cardiaca del niño y del adulto de nuestra comunidad, la situación es la siguiente: en Canarias viven cerca de 2 millones de habitantes y existen tres centros de cirugía cardiaca (2 de adultos y 1 pediátrico) del Servicio Canario de Salud, y un centro privado acreditado de adultos.

El  Servicio Canario de Salud paga un concierto con un Servicio de Cirugía Cardiaca Infantil italiano para la atención de niños menores de 15 años, mientras que los mayores de esta edad que precisan cirugía son referidos a un centro de la Península donde son intervenidos en un Servicio de Cirugía Cardiaca infantil.

Según los datos de la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Cardiovascular (SECTCV) en España la actividad quirúrgica se ha mantenido relativamente estable, desde el año 2001 hasta el año 2009, con una cifra aproximada de procedimientos mayores superior a 18.000 casos anuales. En conjunto la cifra de cirugía cardiovascular en el año 2008 fue ligeramente superior a 450 procedimientos por millón de habitantes. Según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad debemos considerar que una cifra óptima de procedimientos debería ser superior a 600 casos por centro/año, para lo cual se requiere una cobertura de 1,5 millones de habitantes.

A pesar de las continuas advertencias de la SECTCV en contra del aumento de servicios de cirugía cardiovascular, el número de centros con CCV en España ha crecido mucho durante los últimos 10 años, por lo que la actividad por centro es muy reducida. La atomización de la actividad es un factor importante en el crecimiento de los costes y en la disminución de la calidad.

En Canarias no hay un solo centro de cirugía cardiaca del adulto que llegue a 600 casos por centro/año, mientras que muchos realizan menos de 200 procedimientos por centro/año.

 Cada año nacen en España alrededor de 400.000 niños. Ocho de cada 1.000 nacen con alguna cardiopatía, pero el promedio de pacientes que requieren intervención quirúrgica es de 51 por cada millón de habitantes (unos 2.000 en todo el país por año). En España se realizan al año aproximadamente un total de 2.000 intervenciones quirúrgicas y 1.000 cateterismos terapéuticos. La American Academy of Pediatrics ha establecido que desde el punto de vista coste-beneficio es rentable una unidad medico-quirúrgica de cardiología pediátrica para atender una población de al menos 30.000 nacidos vivos anuales, la cual realizaría un mínimo de 100 intervenciones quirúrgicas/año (75 de ellas con circulación extracorpórea). La Asociación Europea de Cirugía Cardiotorácica ha recomendado que un centro deba efectuar 250 intervenciones anuales de cardiopatías congénitas para obtener excelencia en la calidad.

La atención a este tipo de patologías poco frecuentes y de tratamiento complejo, cuyos resultados se apoyan en la experiencia de los equipos quirúrgicos y en un volumen de actividad, ha sido la razón de un acuerdo de colaboración entre la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y el Servicio de Cirugía Cardiaca italiano en el año 2007.

El Servicio de Cirugia Cardiaca Infantil del Hospital Materno Infantil de Las Palmas tiene un volumen de actividad inferior a 100 procedimientos quirúrgicos/año desde hace años.

En Canarias no existe un Servicio de Cirugía Cardiaca autorizado a intervenir cardiopatías congénitas con edades superiores a 15 años y por tanto el paciente y su familia deben necesariamente ser referidos a otro centro peninsular, habiendo sido intervenido previamente por el Servicio de Cirugía Cardiaca Infantil del Hospital Materno Infantil de Las Palmas antes de los 15 años.

De todo lo referido anteriormente es  evidente que el número de  centros de Cirugía Cardiaca en Canarias está sobredimensionado respecto a la necesidad de la población. El sistema actual genera una serie de costes inasumibles en época de crisis económica:

5 equipos de cirugía cardiaca para una población de 2.000.000 de habitantes.

Por otro lado el bajo volumen de actividad por centro puede generar una reducción de la calidad del servicio, y obstaculizar el desarrollo profesional de los médicos y/o cirujanos que trabajan con los pacientes cardiópatas para el Servicio Canario de Salud.


Ha llegado el momento de decir ¡BASTA!

Los médicos y los pacientes  de Canarias tienen derecho a  saber cómo el Servicio Canario de Salud pretende poner fin a éste despilfarro del dinero público en la gestión de la Cirugía Cardiaca:

3 Servicios de Cirugía Cardiaca (2 de adultos, 1 infantil) al borde del colapso

1 convenio con un grupo privado canario para intervenir con éxito a pacientes adultos

1 convenio con un grupo privado italiano para intervenir con éxito a los pacientes con edades inferiores a 15 años

traslado sistemático de todos los pacientes congénitos con edades superiores a 15 años.


Los médicos del Servicio Canario de Salud tienen el derecho a saber cual es el futuro profesional que les espera. El paciente de Canarias tiene derecho a ser operado en su propia comunidad según los más modernos estándares de calidad.

Desde UGT y en defensa de la Sanidad Pública, instamos a la Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias a que se reúna urgentemente con los responsables de los Servicios de Cirugía Cardiaca del Servicio Canario de la Salud para reconducir la Cirugía Cardiaca en Canarias.