Martín Marrero: “La Ley impide que se transmitan las licencias de radio entre empresas los dos primeros años tras la concesión”
jueves, 17 de mayo de 2012

Indicó que pasados los dos primeros años, cualquier acuerdo entre empresas para la transmisión de la licencia sería igualmente ilegal si no cuenta con los permisos del Gobierno

ImageImageAudio de las declaraciones

SB-Noticias.- El portavoz del Gobierno, Martín Marrero, dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Canarias que las licencias de radio otorgadas en el concurso fallado recientemente no se pueden transmitir a terceras empresas, ya que en la legislación estatal, en vigor desde el 1 de mayo de 2010, impide que en los dos años siguientes al otorgamiento de una licencia se puedan traspasar con carácter general, por lo que habrá que estudiar cada caso para comprobar cuáles fueron los compromisos adquiridos en cada oferta para saber cuándo podrían realizar los traspasos posterior a esa fecha.

Cuestionado sobre las crecientes sospechas que ante la imposibilidad de cumplir con los requisitos fijados en las bases del concurso de frecuencias de radio por efectos de la crisis algunas de las concesionarias han decidido subcontratarlas a otras empresas en forma de franquicias, el portavoz del Gobierno recordó que la Ley general de comunicación audiovisual no permite que se transmitan las licencias otorgadas en concurso público los dos primeros años tras el otorgamiento de las mismas, por lo que para cada caso en particular, habrá que estudiar qué compromiso se presentó en cada oferta.

En este sentido, si existe un compromiso a no transmitir la licencia durante el periodo total de los 15 años, no hay forma de que se pueda hacer, pero lo que está claro es que los dos primeros años es imposible que se puedan transmitir, traspasar, formar franquicias o poner en marcha fórmulas similares porque es ilegal.

Martín Marrero insistió que del año 3 al 15 que dura la licencia si no existe un compromiso en la oferta a no transmitir la licencia, en cualquier caso para una operación de este tipo que estamos hablando en cualquier caso necesitarán la autorización de la Viceconsejería de Comunicación, puesto que cualquier acuerdo entre partes sin la preceptiva autorización gubernamental será igualmente ilegal.

El portavoz del Gobierno dejó claro que en todo momento se vigilará que se cumpla la legalidad, tanto ahora cuando es imposible que se lleven a cabo estas operaciones que no están permitidas por la Ley, como pasados los dos primeros años con el objetivo de velar por que se cumpla el reglamento jurídico.

Para velar por la legalidad, el Gobierno tiene previsto que antes del verano se cree el servicio de inspección en la Viceconsejería de Comunicación, que estará integrado por personal cualificado de la comunidad autónoma, equipo que estará dotado con un equipo de monitorización de todo el espectro audiovisual de Canarias, herramienta con la que se pretende evitar el posible fraude que pueda haber.

De este modo se investigará en todo momento que los adjudicatarios cumplen todos sus compromisos adquiridos en el concurso, de manera que si se detecta alguna irregularidad se procederá sin vacilación alguna a aplicar la legislación, por lo que dependerá del incumplimiento el grado de las sanciones que se impongan, llegando en caso de gravedad a la posible retirada de la licencia.

Marrero recuerda que no estamos hablando de pequeñas sanciones, sino que podemos estar hablando de multas de entre 100.000 y 200.000 de euros, dicho lo cual dijo que al margen de esta situación inspectora que realice la comunidad autónoma hay que tener en cuenta que sobre el espectro las competencias son compartidas con el Estado, que igualmente tienen que actuar frente a ocupaciones ilegales del espacio radiofónico.

En definitiva, afirmó que a nadie le debe quedar la mínima duda de que el Gobierno canario vigilará por el estricto cumplimiento de las condiciones aprobadas para la concesión de la licencia para exigir que se cumplan.