Declaración de la Federación Sindical Mundial ante el 1º de mayo
lunes, 30 de abril de 2012
La riqueza pertenece a quienes la producen

ImageLa Federación Sindical Mundial dirige un saludo fraternal a todos los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo. El 1º de Mayo es el día que nos recuerda nuestro papel social insustituible en la producción de toda la riqueza en el mundo. El 1º de Mayo es el día que nos recuerda el poder invencible que la unidad de clase nos puede proporcionar para cambiar el mundo de acuerdo a nuestras necesidades y capacidades.

Un mundo de prosperidad, paz y solidaridad fraterna. El único obstáculo que se interpone en el camino de este progreso es la actividad parasitaria de los monopolios. La explotación depredadora de los recursos para la producción de riqueza para su propio provecho a costa de los pueblos y el medio ambiente.
 
En tiempos de crisis capitalistas, sobre todo en una crisis profunda y sincronizada como la que afrontamos hoy en día, sus rivalidades inter-imperialistas se intensifican, sus ansias de más esferas de influencia, el control sobre los recursos para la producción de riqueza, mayores mercados y mano de obra más barata son exorbitantes. Son más despiadados que nunca en el curso de la competencia. El fuego de las guerras imperialistas y de los conflictos causados por las intervenciones imperialistas se está extendiendo y las rivalidades intercapitalistas dan lugar a guerras y conflictos.

El impacto en la vida de los pueblos es dramático:

El 16% de la población total sufre de desnutrición. El paro aumenta de forma continua. 1 de cada 6 personas en el mundo no tiene acceso a agua potable.
 
Más de 100 millones de personas están sin hogar. Millones de personas viven en barrios marginales. Cientos de millones de personas viven de alquiler o tienen que pagar hipotecas exorbitadas obtener su propia casa.
920 millones de personas siguen siendo analfabetas.

8,1 millones de niños murieron en 2009 antes de cumplir los cinco años de edad.

Cada año cerca de 2,1 millones de personas en todo el mundo mueren de enfermedades prevenibles por vacunación.

Los derechos de los trabajadores de salario decente básico, seguridad social, servicios públicos gratuitos y de calidad (educación, salud, transporte, electricidad) están siendo socavados y atacados.

La libertad de asociación y las libertades sindicales en general están siendo atacadas. Hay indicalistas que son asesinados, encarcelados, despedidos.

Por el contrario, las ganancias de los capitalistas aumentan o permanecen desafiantemene altos.

En el año 2010 en medio de la crisis capitalista, las 50 empresas más rentables obtuvieron unos beneficios de más de 715 mil millones de dólares.

Esta realidad nos obliga, a los trabajadores del mundo, a un contraataque coordinado y militante en contra de la explotación capitalista y la barbarie para el cumplimiento de las necesidades básicas actuales y por un
mundo sin explotación del hombre por el hombre.

El 3 de octubre de 2012, el Día Internacional de Acción 2012, vamos a luchar organizados con huelgas, manifestaciones, movilizaciones, actividades en docenas de países de los cinco continentes para acabar con la explotación depredadora de las multinacionales, para exigir nuestro derecho a alimentos, agua potable, vivienda, medicamentos, educación, transporte y servicios públicos gratuitos y de calidad para todos.