Joaquín Sagaseta: “Fraga no fue un demócrata, sino un franquista que supo utilizar la democracia para proteger los intereses de la derecha española”
martes, 17 de enero de 2012

Dijo que si tenemos que recordar que durante el régimen franquista, fue un ministro comprometido con la doctrina de Franco y personaje en ejecuciones como la de Julián Grimau

ImageImageAudio de las declaraciones

SB-Noticias.- Joaquín Sagaseta, abogado laboralista y candidato al Congreso por la coalición de izquierdas Canarias Verde y Roja en las pasadas elecciones generales, dijo en Radio San Borondón que Fraga fue un hombre que hizo unos grandes servicios a la derecha española, durante el régimen jugó un papel destacado, pero durante la transición fue un individuo clave para mantener prácticamente intactas las estructuras del régimen y agrupar a las fuerzas de la derecha democrática y a las fuerzas fascistas que añoraban la dictadura dentro de Alianza Popular y luego en el PP.

Joaquín Sagaseta asevera por tanto que Manuel Fraga no fue un hombre de Estado como lo están pintando en las últimas horas los dirigentes políticos de su partido y alguno del PSOE, sino que fue un hombre que logró que las estructuras de poder de la dictadura permanecieran prácticamente intactas en la restauración de la democracia en el país, aglutinando bajo el partido que creó (AP) a toda la derecha, incluida la franquista, con lo que evidentemente le hizo un favor infinito a la derecha española.

Por tanto, sostiene que gran parte de la culpa de la mediocre democracia que tenemos hoy en día la tiene Manuel Fraga porque consiguió que el régimen no fuera condenado y juzgado como tendría que haber ocurrido y advierte que la contradicción ideológica que se vive en el PSOE actual lleva a que muchos de sus dirigentes apoyen y valoren la carrera política del ex ministro franquista, como ocurrió con las declaraciones de José Blanco.

Para el abogado, con declaraciones como las de Blanco se palma el grado de degradación ideológica alcanzado por la socialdemocracia, que ha perdido el rumbo y el mismo sentido existencial, y que ha provocado que la mayoría de la sociedad europea y española perciba que no es necesaria la existencia de la socialdemocracia.

No comparte de ningún modo las aseveraciones que multitud de dirigentes políticos hicieran este lunes sobre la figura de Fraga porque no es cierto que haya sido un hombre de Estado, ni líder histórico que jugó un papel decisivo en la democratización de España, porque su papel se limitó a blindar al régimen y en proteger los intereses de la derecha política y económica del país que basada su estatus de poder en el régimen, contribuyendo por tanto a la degradación actual del sistema.

Sagaseta dijo que si tenemos que destacar la labor de Fraga debemos limitarnos a decir que prestó los mejores servicios para la derecha española, durante el régimen franquista, comprometido con la ejecución y fusilamiento de Julián Grimau, así como posteriores acciones y asesinatos, pero también podemos valorar cómo logró mantener intactos los poderes económicos y políticos del Estado franquista en la democracia.

Podemos por tanto afirmar que Fraga sí fue un personaje clave en evitar que España entrara en la democracia sin que se rompiera los lazos de unión con el régimen dictatorial de Franco, lo que nos ha llevado a la degradación democrática que hoy estamos padeciendo.
 
Image