Felipe Campos afirma que el ayuntamiento de Santa Cruz debe interponer una demanda para que Plasencia y González devuelvan de una vez los miles de millones de pesetas de Las Teresitas
viernes, 07 de enero de 2011

Entiende que Miguel Zerolo tiene motivos sobrados para estar preocupado por el hecho de que alrededor de él todo se desmorona

ImageImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- El abogado Felipe Campos analizó en Radio San Borondón las novedades en torno al caso Las Teresitas y tras afirmar que todo lo que rodea a esta trama de corrupción en torno a la playa capitalina es esperpéntico, indica que sobre la ejecución de la sentencia no hay que negociar absolutamente nada, puesto que es inmoral que Zerolo trate de llegar a acuerdos con Antonio Plasencia e Ignacio González cuando los tres son parte de la causa y tienen los mismos intereses, dicho lo cual deja claro que simplemente hay que ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo y reclamar el dinero a través de una demanda.

Felipe Campos entiende que Miguel Zerolo tiene motivos sobrados para estar preocupado por el hecho de que alrededor de él todo se desmorona a pesar de que el multiimputado alcalde se mantenga en la huida hacia adelante que lo ha caracterizado en los últimos tiempos, dicho lo cual afirma que sobre la ejecución de la sentencia de Las Teresitas no hay que negociar absolutamente nada, sino que simplemente hay que ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo y reclamar el dinero.

Recuerda que el Tribunal Supremo en el último auto ha dejado claro que este problema tiene que hacerse a través de la vía civil, por lo que el ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tendría que haber planteado hace muchísimos meses una demanda, cuantificar con los informes periciales que existen la cantidad de millones que se han llevado los empresarios dueños de Inversiones Las Teresitas (Antonio Plasencia e Ignacio González) y reclamársela.

Desde su punto de vista, todo lo que rodea al escándalo de Las Teresitas es esperpéntico, puesto que el hecho de que Miguel Zerolo se siente a negociar con los dos empresarios no tiene ningún sentido toda vez que se trata de tres imputados por esta trama, siendo por tanto partes interesadas de un mismo tema.

El abogado considera que en una democracia consolidada Miguel Zerolo no podría estar al frente de un ayuntamiento que tiene pendiente de ejecutar una sentencia que tiene que ver con la devolución por parte de estos empresarios favorecidos por el consistorio de una importante cantidad de dinero cuando hablamos de que el propio alcalde está implicado en el caso.

Campos recuerda además que Manuel Parejo (ATI-CC) exigió a la arquitecta municipal Pía Oramas que firmase un informe de valoración de los terrenos de Las Teresitas sin haberlo visto y que significaba que los ciudadanos perdían 5.000 millones de pesetas y que González y Plasencia se embolsaban esos 5.000 millones más otros 15.000 con la recalificación.

Entiende que nada podemos esperar de unos políticos que sin motivo aparente han hecho ganar tanto dinero a los dos empresarios a costa de los intereses de la ciudad, por lo que afirma que con este grupo de Gobierno no puede haber negociación y que lo procedente es que el ayuntamiento interponga una demanda para que Plasencia y González devuelvan de una vez los miles de millones de pesetas que se han llevado.

Desde su punto de vista, es inmoral que Zerolo quiera negociar con los dueños de ILT cuando los tres están involucrados en el expolio de las arcas públicas para el beneficio particular de los empresarios, ya que hablamos de que ambos han obtenido miles de millones de pesetas al margen del erario público con el consentimiento del alcalde.

Felipe Campos afirma que Plasencia y González hacen todo lo posible para no devolver el dinero de Las Teresitas porque los responsables del ayuntamiento lo consienten y añade que hablar de sentarse a negociar no es otra cosa que tratar de dilatar el caso en el tiempo, marear la perdiz, cuando lo que los responsables públicos tienen la obligación de cuantificar el dinero ganado por los empresarios a través de las periciales existentes y reclamarlo cuanto antes a través de la vía civil.

Por último el abogado sostiene que si los empresarios tienen motivos para reclamar indemnizaciones deberán hacerlo en sede judicial, aunque advierte que tendrán muy difícil salirse con la suya porque hablamos de un caso de libro.