Los técnicos municipales desaconsejan suspender las obras en Las Teresitas
viernes, 22 de febrero de 2008

Diario de Avisos / 22 de febrero de 2008.- Vicente Pérez. Santa Cruz. Un informe técnico del Ayuntamiento de Santa Cruz desaconseja suspender las obras que se llevan a cabo en Las Teresitas, al considerar que "deben prevalecer los intereses públicos en juego a las posibles reclamaciones de particulares que pudieran formularse en cuanto a dilucidar la titularidad controvertida de los terrenos". Así lo aseguró ayer el concejal de Ciudadanos de Santa Cruz Ángel Isidro Guimerá, quien hoy, en el pleno municipal, volverá a solicitar la paralización de las obras municipales en el frente de playa como las de la urbanización de mil viviendas que promueve Desarrollos Urbanos (Mapfre y Promotora Canarias) en Las Huertas. La propuesta del referido informe está elaborada por los Servicios de Planeamiento y Gestión Urbanística, y firmada por los técnicos Luisa del Toro y Elías Medina.

Una moción de Guimerá en la que solicitaba esta medida motivó que el 31 de enero el pleno aprobara recabar de forma urgente informes técnicos y jurídicos sobre la conveniencia o no de suspender los trabajos hasta que se resuelvan los litigios judiciales relacionados con el Plan Parcial de Las Teresitas, tanto en la jurisdicción contencioso administrativa como en la penal (el conocido como caso Las Teresitas). El PSOE, que también pidió la paralización de las obras, inició esta semana una ofensiva judicial para lograr esta medida cautelar, con sendas denuncias ante las fiscalías Anticorrupción y de Medio Ambiente.

Entre las razones por las que la oposición pretende que se paren las obras están los recursos presentados por Inversiones las Teresitas SL contra las resoluciones judiciales que afectan a este caso. De hecho, el Tribunal Supremo ha admitido a trámite una demanda de los abogados de los antiguos propietarios que promueven ahora una declaración de "error judicial" en el proceso judicial que desembocó en la anulación de la compraventa de las once parcelas, por las que el Ayuntamiento les abonó 52,6 millones de euros, según confirmó también Guimerá. A su juicio, los recursos de Inversiones Las Teresitas SL, de prosperar, supondría aplicar de forma estricta la sentencia que anuló la compraventa, con lo que los empresarios devolverían el dinero al Ayuntamiento pero recuperarían las parcelas urbanizables y podrían reclamar indemnizaciones por daños y perjuicios. En ese caso, el Consistorio tendría que recurrir a la expropiación, descartada en su día.