Hacienda ve "una concertación de intereses" para "un pelotazo de libro"
martes, 19 de febrero de 2008

Diario de Avisos / 19 de febrero de 2008.- Vicente Pérez. Santa Cruz. Un informe del Ministerio de Economía y Hacienda para el caso Las Teresitas llega a la conclusión de que en la operación de compraventa del frente de la playa "no cabe la menor duda de que ha habido una concertación de intereses" para consumar "un pelotazo urbanístico de libro" que reportó a Inversiones Las Teresitas SL un beneficio de 108 millones de euros (18.000 millones de pesetas).

El documento, fechado el 22 de noviembre de 2006, fue elaborado por Manuel Souto, jefe de la Unidad de Apoyo a la Fiscalía Anticorrupción, adscrita a la Intervención General del Estado, y figura en el sumario cuyo secreto levantó la fiscal instructora del caso Las Teresitas, Carla Bellini.

Hacienda considera que "sólo desde muy alto nivel de responsabilidad dentro del Ayuntamiento" se les pudo ordenar a los funcionarios que cometieran una "sarta de irregularidades administrativas", empezando por la "extrema brevedad" con que se tramitó el expediente de la compraventa de las 11 parcelas de la playa.

A ello hay que añadir, según el Ministerio, "la continua injerencia de sociedades y particulares" que realizaron tareas "por Ley reservadas a los funcionarios públicos". Al respecto, a la Unidad de Apoyo a la Fiscalía le resultan " muy llamativas" las actuaciones municipales "tendentes a hurtar la competencia a aquellos funcionarios técnicos cualificados que, en el seno de la Corporación, podían hacer valer su voz a lo largo del procedimiento". Así, no se tuvo en cuenta la valoración de la arquitecta municipal, Pía Oramas, quien, con su propia tasación y otras dos realizadas por la Universidad Carlos IIIy Pool Guest, valoró en 19,2 millones de euros los terrenos por los que el Ayuntamiento acabaría pagando 52,6.

En el informe también se considera "extraño" el comportamiento de los servicios económico-financieros del Ayuntamiento y la Gerencia de Urbanismo "en la tramitación aceleradísima" del crédito extraordinario para financiar la compra de las parcelas a Inversiones Las Teresitas. Tal rapidez culmina, según Hacienda, "mediante un pago -a todas luces extralegal- por medio del endoso del cheque que el Ayuntamiento había emitido a favor de la Gerencia de Urbanismo, que, sin ningún recato, endosa a favor de Inversiones Las Teresitas SL, y ésta a su vez a favor de la Caja de Ahorros de Canarias", con lo que la citada sociedad mercantil amortizó el préstamo de 33 millones de euros que le había concedido la entidad financiera para adquirir el polígono del plan parcial de Las Teresitas. También la actuación de Cajacanarias es cuestionada en el informe del citado servicio de la Intervención General del Estado, al adveritr que el crédito se concedió "en muy corto plazo de días a favor de una sociedad interpuesta, aún en trámites de constitución".

En la fiscalización hecha por la Administración estatal sobre este expediente se llama la atención de cómo el Ayuntamiento "tras unos momentos iniciales en que mantiene el tipo antes las embestidas de la Junta de Compensación e Inversiones Las Teresitas SL, acaba incomprensiblemente plegándose a los requerimientos de los particulares", pagando 52,6 millones y cambiando de uso turístico a residencial en el valle de Las Huertas, "ignorando" el acuerdo del pleno municipal adoptado en enero de 2001 que ponía una serie de condiciones a la negociación para librar de construcciones hoteleras el frente de playa.

También asombra al Ministerio "el caso extremo" de que el Cabildo, tras poner reparos a unas parcelas del plan parcial que atraviesa una carretera de su titularidad, en lugar de obligar a que se modifique la urbanización, acaba cediendo al Ayuntamiento la vía.

Todas ello lleva a pensar a Hacienda que "una muy alta autoridad se encuentra meciendo la cuna para que todas las dificultades que surgen en la tramitación del expediente tengan una rapidísima respuesta que cierra puertas a posibles impugnaciones de terceros perjudicados".