La "navegación" en cirugía
lunes, 16 de marzo de 2009

Carlos García, Doctor en Medicina y Cirugía. Delegado de Intersindical Canaria.-

ImageHace mas de seis años que vengo realizando junto con otro especialista en Cirugía Ortopédica, el Dr. de la Barreda, una técnica  quirúrgica novedosa y avanzada en la implantación de prótesis articulares de rodillas y caderas en el Hospital Universitario de Canarias.

En las islas somos pioneros  de esta técnica que se desarrolla y aplica con el uso de un sistema informatizado robótico, que se conoce como “navegador”,  que nos guía y señala, mediante su programa y software tras una serie de datos introducidos, como ir realizando la intervención quirúrgica con una serie de lecturas anatómicas del propio paciente que nos posibilita la implantación de la prótesis de una manera exacta y personalizada, con cortes milimétricos y mediciones de hasta 1 º en el hueso...

Nuestro hospital es referente nacional de este modernísimo sistema al que acuden especialistas de otros centros sanitarios para conocerlo y aplicarlos en sus pacientes.

Hemos realizado reuniones científicas con asistencia de cirujanos extranjeros que ponderan y utilizan este sistema de navegación  para realizar estas intervenciones.

Utilizamos una técnica que se conoce como mínimamente invasiva (MIS), con pequeñas incisiones en la piel, sobre diez centímetros de longitud, logrando una mejora y recuperación funcional de los enfermos lo que supone una menor estancia hospitalaria.

Tenemos realizadas en estos seis años unas 200 intervenciones siendo nuestra estadística  la mayor de toda Canarias y de las más importantes a nivel nacional.

Con todos estos antecedentes, desde la Dirección Médica del H.U.C., se  nos ha cuestionado la utilización de este sistema de navegación para la implantación de prótesis, aprovechando, primero la ausencia del Dr. de la Barreda, durante los cuatro meses de su “despido nulo” y apoyándose en la salida del aparato, fuera del hospital, para realizar una inspección técnica por la casa comercial. Desde entonces, la dirección del hospital no ha permitido la entrada nuevamente al centro  a pesar de las reiteradas solicitudes y denuncias interpuestas para poder contar nuevamente con este navegador para realizar nuestras intervenciones.

He realizado escritos ante la Gerencia y Dirección del H.U.C., ante la Dirección del Servicio Canario de Salud, y dado el silencio administrativo y la pertinaz prohibición de la entrada del sistema, he acudido al Colegio de Médicos solicitando amparo ante el Comité Deontológico por considerar un atropello y vulneración de normas ante mi libertad profesional de ofertar lo mejor para mis pacientes.

Además, me veo coaccionado y acosado laboralmente con esta actitud, incomprensible de la Dirección Médica, que me impide desarrollar con normalidad mi trabajo, como lo hemos venido haciendo desde hace 6 años. Y es que todo lo que “huela” o se relacione con el  Jefe del Servicio, Dr. de la Barreda, está perseguido y puesto en el punto de mira de nuestros directivos, y a los hechos me remito con el litigio laboral que ha perdido la empresa y lo que hemos tenido que soportar durante estos meses los facultativos adscritos a la unidad que aquel dirige.

Lo que nadie puede entender es que algo personal pueda llegar a limitar y negar una oferta quirúrgica de gran nivel asistencial a nuestros pacientes canarios, y que sean  propios médicos, que lo son antes que directivos,  los que nieguen esta posibilidad sanitaria desde sus puestos de mando.

Ante esta situación estoy a la espera de realizar una denuncia por un presunto caso de acoso laboral ya que de esta manera es imposible trabajar con normalidad en el hospital.

Porque, además de derivarnos masivamente nuestros pacientes a las clínicas privadas, tampoco nos dejan operar según nuestro criterio profesional como especialistas, para aplicar con responsabilidad y libertad, lo que pensamos como mejor tratamiento a los mismos.

Es otra de las formas que tienen de gestionar nuestros responsables directivos sanitarios  la medicina pública de Canarias, que creen que es patrimonio suyo, su finca particular, olvidando que estamos en un centro de la Administración Pública y que nos debemos a nuestros ciudadanos y  que muchos de nosotros seguiremos defendiendo a pesar de todos ellos.

Carlos García, Doctor en Medicina y Cirugía. Delegado de Intersindical Canaria.