Log in

Iniciativa Ciudadana Afectados Volcán de La Palma carga contra la "utilización política de la catástrofe"

  • Published in Sociedad

Reproducimos el comunicado de la Plataforma Ciudadana Afectados Volcán de La Palma, sobre la gestión de los anteriores equipos del gobierno canario y Cabildo de la Palma.

EL CÍNICO Y OLVIDADIZO ÁNGEL VÍCTOR TORRES

«Los políticos llevan muy mal perder cuando las urnas les arrebatan la poltrona. Y en el caso de La Palma, estos días estamos asistiendo a pataletas de unos y otros a costa del volcán. Por activa y por pasiva se les llenó la boca durante la emergencia manifestando que ellos no iban a utilizar políticamente la catástrofe cuando desde el primer momento siempre lo hicieron.

Por un lado, Mariano Hernández Zapata nunca podrá asumir que se equivocó, y que pocas cosas hicieron bien en la gestión. Todos le recordaremos sin duda, por todo aquello que no hizo y que debió hacer, pero también por aquello que hizo por y para los suyos antes y después de la catástrofe.

Y aunque pretenda hoy continuar con la manipulación al respecto de los intereses políticos de las asociaciones de los afectados, no se equivoquen, a las urnas acudimos los unos y los otros y la gran mayoría le dijimos, con nuestro voto, de forma clara que él ya no era necesario en el Cabildo, ni Noelia en el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane. Abran los ojos, fue su gestión y no otra circunstancia lo que les hizo caer a los dos.

Y, sin embargo, el paradigmático caso del expresidente Ángel Víctor Torres tiene elementos para hacer una miniserie en la Televisión Canaria por sus torpezas y frivolidades. Su actuación comenzó con una irresponsable, y probablemente delictiva gestión, al no tomar las decisiones de cambiar inmediatamente el semáforo a naranja y de proceder por tanto a evacuar a las personas, animales y enseres de la zona en riesgo incumpliendo flagrantemente el PEVOLCA y la Ley de Protección Civil conociendo como conocía los datos que los científicos de uno y otro bando aseguraban en los medios de comunicación y en el Comité Científico, que los precursores de la erupción eran evidentes, y que el volcán sería inminente como así fue. Hoy los juzgados dirimen si las actas del PEVOLCA son o no de acceso público a los ciudadanos por que su gobierno nos los negó.

Continuó, el expresidente, con la irresponsable y frívola declaración de que la erupción del Tajogaite era “un espectáculo de la naturaleza” cuando en esos mismos instantes sus vecinos de los barrios de Alcalá, El Paraíso, Cinco Caminos ya habían perdido sus casas y un colegio público bajo la lava. Le siguió el esperpento burocrático del registro único, con un socialista al frente del mismo con 400.000 euros de presupuesto, y las insultantes acusaciones vertidas en los medios de comunicación acusando a los afectados de que "estábamos mintiendo y que pretendíamos enriquecernos ilícitamente falseando información que dábamos a la administración", demostrando una falta de tacto, de empatía y una insensibilidad propia de un godo de tierras lejanas y no de un presidente de Canarias al que se le presupone cercanía con los vecinos.

Este señor retrasó cuanto pudo el pago de los psicólogos que tenían que atender la catástrofe, cuyas quejas y denuncias están en los medios de comunicación. Metió a los afectados en casas de hojalata y cabañitas de madera a precios de compra por el Gobierno de Canarias que algún día se auditará. Prometió 30.000 euros de ayudas que nunca fueron abonadas ni siquiera en dicha magnitud. Dio por válido el desvió dinero de las ayudas para la reconstrucción a proyectos trasnochados del PP y del PSOE local.

A fecha de hoy, 21 de septiembre, siguen retrasándose las ayudas al alquiler por más de 9 y 10 meses, que deben adelantar los afectados en un entorno de especulación inmobiliaria sin precedentes y que él no fue capaz de frenar. Y que conste que el dinero de los alquileres según palabras del comisionado, el también socialista Héctor Izquierdo, ya se transfirió en su día al gobierno autonómico.

El expresidente no fue capaz, ni con otros 400.000 euros de convenio, de poner en el centro de la reconstrucción de La Palma a través del engaño de Revivir el Valle que, lejos de cooperar con los afectados en los momentos más complicados de la catástrofe, hizo más profunda la brecha de la desinformación, de la manipulación de la voluntad del afectado, de la falta de empatía y de la falta de soluciones a todo lo que le contamos y demandamos, y que nunca obtuvo respuesta.

Y lo que resulta más grave y evidencia la dejadez y peligrosa gestión del gobierno de Torres y Zapata, y que hoy retrasa que podamos volver a Puerto Naos y La Bombilla. Nunca el Gobierno de Canarias, puso en dos años una solución profesional y técnica para gestionar el problema de los gases cuando el propio Director General de Salud Pública de Canarias aseguraba en un informe remitido a Mariano Hernández Zapata, como responsable del PEVOLCA y PAINPAL, el pasado 10 de mayo, en el que evidenciaba que “no se ha remitido a la Dirección General de Salud Pública información sistemática analizada y evaluada sobre esta zona específica referida a un periodo continuado de tiempo. Asimismo, tampoco ha intervenido en el diseño y elaboración del protocolo que va a aplicarse con el mencionado fin”.

Y matizaba el Director General al PEVOLCA y PAINPAL “cabe recordar la necesidad de configuración de la red de vigilancia y un sistema de información (punto 1 del informe del 8 de febrero de 2023 remitido al Excmo. Cabildo Insular de La Palma) conforme a los estándares habituales, diseñada de manera óptima, con los métodos de medida más adecuados con una garantía de calidad de los datos y, con un uso eficiente de los recursos disponibles. La vigilancia eficaz del peligro existente en la zona tiene que ir más allá de la mera recolección de datos y, ha de servir para fundamentar las actuaciones del gestor de este riesgo mediante el análisis de toda la información y su interpretación en tiempo y forma por los diferentes organismos e instituciones que están midiendo sobre el terreno”. Y como nada se hizo desde el Cabildo, el IGN o el INVOLCAN o el Gobierno de Canarias, ha tenido como resultado que hoy, ocho meses después, no podemos entrar en nuestras casas y negocios, y está por ver cuándo podremos.

Y hoy, apenas unas horas después del segundo aniversario de la erupción, cuando sin pudor alguno vuelve a utilizarnos. Hoy leemos el cínico y falso titular en la prensa Canaria de que “Torres critica que el Gobierno de Canarias no haya tomado medidas para La Palma en tres meses”.

No seremos nosotros los que defendamos la gestión política de Coalición Canaria, que ganó por mayoría absoluta de los votos de La Palma, de uno y otro lado, situación sólo achacable a la nefasta y coaligada gestión de la catástrofe por el PP y el PSOE tanto en La Palma como en el Gobierno de Canarias y el de España, y como consecuencia de la falta absoluta de proyecto para la reconstrucción de La Palma.

El nuevo presidente del Cabildo, Sergio Rodriguez, se ha ganado honestamente en las urnas defender su modelo de reconstrucción. Y ya lo ha comenzado, forjándolo cómo procede en democracia, por los cimientos de la ciudadanía. En dos ocasiones nos hemos reunido con él, en persona, sin testigos, sin alharacas ni notas de prensa. Han sido reuniones de trabajo para trazar y construir lo básico: diálogo, proyecto, confianza, empatía. Nos consta que todas las asociaciones de afectados y plataformas también lo hicieron.

Como portavoz de la Iniciativa Ciudadana para los Afectados del Volcán me he reunido y hemos exigido en persona y por escrito soluciones a todos nuestros asuntos, en los últimos dos años, tanto con el PP y con el PSOE, con Noelia García, Mariano Zapata, Lorena Hernández Labrador, Anselmo Pestana, Victor Ángel Torres, Pedro Sánchez, Héctor Izquierdo, Ángel Gabilondo, Felix Bolaños y otras decenas de altos cargos, funcionarios y políticos pero todo ello fue inútil ya que ni nos escucharon, ni nos dedicaron la atención, ni se comprometieron con las necesidades vitales que demanda un afectado tras un volcán. No puede haber reconstrucción sin los afectados.

Sin embargo, nosotros sí constatamos hoy que las formas del nuevo Cabildo son otras. No solo te oyen, te escuchan, también actúan. Se equivocarán, fallarán, quizás no lleguen a todo, pero los pasos dados desde mayo hasta ayer, con el pragmatismo de defender los intereses y la voz de los afectados, comienzan a ser los adecuados.

Llevamos dos años de retraso en la reconstrucción. Muchos se han quedado por el camino, otros, familias enteras, han abandonado la isla. Pero nuestra lucha continúa. Dentro de cuatro años volverán a pasar el examen de las urnas, y está por ver si son capaces de cumplir con todo lo que tienen que cumplir. Nosotros les damos nuestro voto de confianza. No nos queda otra, y el andar de la perrita ahora si es diferente.

No nos equivoquemos. La reconstrucción de La Palma no va de política, va de respeto y de compromiso. Y los primeros pasos, en cinco meses, han sido de gigante señor Víctor Ángel Torres. Hágaselo mirar, y no nos utilice más en sus luchas políticas.  

O mucho mejor si, utilícenos, y hagan suya en el Parlamento la Iniciativa Legislativa Popular que es la Ley de Volcanes de Canarias y mejórenla, dennos más seguridad jurídica, mejore la protección de las vidas, de las propiedades y de nuestros animales de compañía. Haga usted que cambie el PEVOLCA y mejórelo, ponga a los científicos dónde deban estar como en el Vesubio, y haga por ley que los protocolos de seguridad volcánica y las leyes de Protección Civil se cumplan y que de no hacerlo, que exista responsabilidad patrimonial y legal por aquel que no cumpla. No mire usted para el otro lado en el Parlamento de Canarias, y sea usted un expresidente a la altura de la peor catástrofe humana de Canarias en los últimos 500 años. ¿Será capaz de hacerlo?»