Log in

Luis Ortega: «La reconstrucción de La Palma se tiene que hacer con la unidad de todas las administraciones y la opinión de los afectados»

  • Published in Sociedad

Escucha la entrevista completa con Luis Ortega Abraham, periodista y escritor palmero.

Un año después del inicio de la erupción en La Palma, Luis Ortega reflexiona sobre las consecuencias del volcán y pone el foco en los daños materiales y, sobre todo, morales que a día de hoy siguen sufriendo muchos afectados.

“El drama vigente es humano de personas que aún permanecen hospedadas en hoteles, viviendo en condiciones precarias con familiares y amigos u ocupando unas casas temporales que, si bien les proporcionan un techo, van a hacerles aumentar su nostalgia por la casa perdida”, declara el periodista.

Si bien elogia la celeridad del gobierno de España fundamentalmente al distribuir los primeros apoyos para las personas que sufrieron una pérdida de patrimonio a consecuencia de la erupción, admite que aún quedan ayudas pendientes. Achaca esta tardanza a la lentitud de la administración pública en un país que, junto a Italia, posee el sistema burocrático más lento del ámbito comunitario, según estudios de la propia UE.

Aunque explica que la población afectada ha recibido mayoritariamente la ayuda de 60.000€ de parte del gobierno central, considera que “hasta que España no sincronice las decisiones políticas con el funcionamiento burocrático tendremos estos desajustes”.

Expone Ortega que hubo un momento en que las tres administraciones locales, el Cabildo, el gobierno autonómico y central supieron coordinarse y tener una actuación conjunta para afrontar el desarrollo imprevisible de la erupción. “Pero pasados esos momentos y con la cercanía de elecciones próximas ya empiezan a aparecer intereses de parte, cuando los intereses importantes, los grandes, son los de las personas”, manifiesta el periodista.

La crítica más feroz de su parte se la llevan los responsables de la especulación inmobiliaria que está dándose ahora mismo, la cual califica Luis Ortega de “criminal”, añadiendo mayores complicaciones para una sociedad ya dañada. “El volcán ha significado también la aparición de la feria de los discretos, como dijo Pío Baroja, donde todo el mundo quiere ganar a su socaire. Y eso cuando hay necesidades tan apremiantes como un techo para cobijar y comida garantizada para las familias resulta absolutamente canallesco”, señala.

“1.200 hectáreas desoladas, 200 hectáreas de plataneras destruidas -que es el motor económico de La Palma- y otras tantas de cultivos menores, 3.400 edificaciones destruidas, 1.200 de ellas de viviendas familiares”, son los números que aporta Luis Ortega y que cuantifican la desgracia. Anuncia el periodista que está preparando un documental en el que tratará de mostrar el lado más humano de la crisis que aún hoy sigue atravesando La Palma, con el panorama desolador que ha dejado tras de sí la erupción volcánica. 

 

 

*Foto: EL DÍA