Log in

ONG desmienten al Juzgado: el joven deportado no llegó a Costa de Marfil

  • Published in Sociedad

SB-Noticias/Romen G. Arteaga.- Caminando Fronteras y Coordinadora de Barrios denuncian la deportación de un marfileño de 23 años a Marruecos. El joven fue entregado por dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía español a las autoridades marroquíes en el Aeropuerto de Casablanca, desde donde lo trasladaron subrepticiamente al desierto argelino rozando la medianoche.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria afirmó en un comunicado que “Marruecos fue el país donde el vuelo hizo escala para proceder a bajar de la aeronave a los expulsados de España naturales de ese país, continuando el vuelo a Costa de Marfil, donde se desembarcó al  expulsado.”

Sin embargo, las ONG Caminando Fronteras y Coordinadora de Barrios desmienten tal información, pues se encuentran en contacto directo con el afectado. Fuentes de las entidades denunciantes aseguran que no es cierto que el destino final fuera Costa de Marfil, puesto que el joven fue entregado a las autoridades marroquíes en el Aeropuerto de Casablanca y todavía continúa en suelo argelino. 

El marfileño se encontraba hasta el pasado 8 de septiembre internado en el CIE de Barranco Seco, en Gran Canaria. Desde Caminando Fronteras y Coordinadora de Barrios han criticado que se haya procedido a la deportación sin que la decisión se notificara a los letrados que defendían al afectado.

Alrededor de las 7 de la tarde del jueves, cuando integrantes de las ONG acudieron a visitar al joven al centro, se les informó que éste había sido trasladado al aeropuerto para su expulsión del país.

Aunque la defensa jurídica del joven actuó con celeridad, no fue posible que el Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria emitiera la resolución judicial para paralizar cautelarmente la expulsión antes de que el avión despegara rumbo a Marruecos.

Si bien no se trata de un caso de desobediencia por parte de la policía de una resolución judicial, señala la abogada Patricia Fernández que “estamos ante una actuación policial que ha menoscabado los derechos de este joven y que limita su capacidad de defenderse ante los tribunales”.