Log in

El incendio de Gran Canaria está fuera de capacidad de extinción

Ya son 3.400 las hectáreas quemadas en Gran Canaria. El incedio sigue sin estar estabilizado ni contenido ni controlado y los técnicos preven que hasta dentro de tres días no habrá cambios en el control.

El fuego que está arrasando la isla de Gran Canaria está fuera de la capacidad de extinción y su evolución es imparable. Así lo ha expresado Federico Grillo, director técnico de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria.

En la actualidad se cuenta con el mayor número de operativos aereos que ha habido nunca, y aún así se ha aumentado el número de hectáreas afectadas, habiéndose llegado a las seis de la tarde 3.400 hectáreas.

Un incendio imparable que lanza humo y cenizas dejando muchas zonas con imposibilidad de actuar sobre ellas. El técnico advierte que habrá zonas habitadas donde no se podrá actuar, por lo que se prevé que muchas viviendas puedan verse afectadas, en este sentido añade que aquellas viviendas que hayan tenido un buen mantenieminto de limpieza a su alrededor tendrán más posibilidades de no sucumbir a las llamas.

Hay más de 5.000 personas que han tenido que ser evacuadas. En total, siete municipios afectados ya y el fuego puede llegar a Mogán. "Meter medios en Tamadaba, ahora mismo es un suicidio", señala el director de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria.

En total, siete municipios afectados ya y el fuego puede llegar a Mogán. Hay 20 carreteras cortadas y ha habido mas de 100 descargas de helicóptero. En total, 800.000 litros se han descargado. 

En estos momentos preocupa el municipio de La Aldea e incluso el de Mogán, ya que la cabeza del incendio se dirige hacia el suroeste. "La velocidad de avance no la tenemos calculada", señala Grillo. Es un incendio que además evoluciona lanzando cenizas a distancia y aquellos que ven una columna de humo en su municipio es la antesala de un frente.

Visto desde la zona costera del norte, el incendio arranca en Valsendero, sube por un barranco con un efecto llamado Chimenea hacia Artenara, hacia el macizo de Tamadaba.