Log in

La Justicia obliga al Gobierno de Canarias a modificar el proceder ante las relaciones de puestos de trabajo

El sindicato co.bas Canarias ha mostrado su satisfacción por la reciente victoria en los tribunales de cara a los trabajadores frente al decreto del Gobierno de Canarias que modificaba las relaciones de puestos de trabajo, y que tras demanda interpuesta por co.bas, la Justicia obliga ahora en sentencia firme a anular.

La sentencia firme a la que se ordena dar cumplimiento -a raíz de una demanda interpuesta por este sindicato- es la relativa a la modificación conjunta de las RTPs de los distintos departamentos y organismos

A raíz de ello, la Presidencia del Gobierno de Canarias ha publicado ya en el BOC el acuerdo para que se tome en conocimiento y se cumpla dicha sentencia, que recoge algunos de los argumentos que sustentaron la demanda, como la fragante falta de negociación que se produjo.

La sentencia relata también que “lo que subyace en todo el expediente es lo defectuoso del mismo desde el inicio”. Y concluye que “la forma de proceder para actualizar las diferentes rpt´s acumuladas en un único procedimiento, lo único que ha creado es complejidad”.

Por todo ello, la resolución publicada en el BOC expone “ordenar a las personas titulares de los Departamentos de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias y de los Organismos Públicos y demás Entidades de Derecho Público vinculadas o dependientes, cuyas modificaciones de relaciones de puestos de trabajo fueron incluidas en la Orden de la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad, de 12 de septiembre de 2016, a que lleven a cabo cuantas actuaciones sean necesarias en orden al cumplimiento, ...”

Angelo Benasco, portavoz de co.bas, ha expresado la satisfacción por este resultado y ha asegurado que “desde Cobas seguiremos defendiendo las condiciones de los empleados públicos con una verdadera negociación y no con artificios de la administración”. Tal y como subraya el portavoz “las RPT´s son para garantizar un servicio público y un instrumento de planificación de los recursos humanos, y no para atender prebendas clientelares”.