Log in

El derrumbe en Las Palmas de Gran Canaria no ha dejado víctimas

Equipos de emergencia y técnicos municipales trabajan para garantizar la seguridad en la zona del derrumbe entre La Puntilla y El Confital

Desde primeras horas de la mañana de este viernes, efectivos de la Policía Local y de la Policía Nacional, con perros adiestrados, han rastreado la zona del desprendimiento para descartar la presencia de personas que pudieran haberse visto afectadas por la caída de tierra y piedras y de momento los resultados son negativos

El Ayuntamiento también ha localizado ya a todas las personas que pernoctaban en el área y de las que se tenía constancia

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria mantiene un amplio dispositivo de seguridad en el área en el que esta mañana, en torno a las 08.00 horas, se ha producido un derrumbe, en el paseo entre La Puntilla y El Confital, donde siguen trabajando equipos de emergencia y técnicos municipales.

Tras un primer reconocimiento, estos equipos han podido descartar inicialmente que bajo los escombros pueda haber alguna persona, aunque se mantienen los trabajos con el fin de confirmar definitivamente que no ha habido daños personales como consecuencia de este desprendimiento de tierra y piedras, según han confirmado el alcalde, Augusto Hidalgo.

Desde primera hora de la mañana, un amplio operativo coordinado desde el Centro Municipal de Seguridad y Emergencias de Las Palmas de Gran Canaria, trabaja en la zona. En las labores participan efectivos de la Policía Local, Bomberos, Policía Nacional, Protección Civil y también personal sanitario movilizado por si fuera necesario su apoyo.

Los rastreos que se han realizado en la zona con perros adiestrados de la Policía Local y de la Policía Nacional han permitido contrastar, al menos de momento, que no había ninguna persona en el área sobre la que han caído las piedras y la tierra. En esa zona pernoctan algunas personas sin recursos, pero todas las que estaban identificadas por los servicios sociales municipales están ya localizadas en la propia ciudad o hay constancia de que han salido de la Isla. No obstante, se mantiene el operativo y se sigue trabajando en la zona para descartar definitivamente que alguna persona haya podido sufrir algún daño.

Por esa razón, dijo el alcalde, se va a proceder al desescombro de todo el material, operación que puede llevar más de un día, para poder confirmar definitivamente que bajo las piedras y la tierra no hay ningún cuerpo. Este operativo puede alargarse, ya que sólo se va a utilizar una grúa de grandes dimensiones que estaba preparada si es estrictamente necesario. Los trabajos serán realizados por una empresa especializada para dar mayor seguridad, añadió Hidalgo.

El alcalde, que ha estado acompañado por la responsable de Seguridad  Ciudadana del Ayuntamiento capitalino, Encarna Galván, el concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, el de Participación Ciudadana y Distrito Isleta-Puerto-Guanarteme, Sergio Millares, y el de Cohesión Social, Jacinto Ortega, ha expresado su confianza en que se pueda descartar definitivamente lo antes posible que este derrumbe haya podido afectar a alguien.

Por otra parte, personal de Urbanismo y de Emalsa han trabajado desde el primer momento en el lugar del derrumbe y los técnicos municipales han confirmado a Hidalgo que, tras una primera inspección, el desprendimiento de tierra y piedras que se ha producido en el Paseo Hermanos Jorge Marrero no parece haber afectado a la estabilidad y seguridad de las viviendas de la zona ni del propio paseo, por lo que no será necesario desalojar a las personas que allí viven.

En un primer informe, los técnicos municipales de Urbanismo han confirmado, explicó el alcalde, que “la estructura que ha colapsado no afecta a la roca sólida, que se mantiene” a pesar del derrumbe, que posiblemente sea debido a las lluvias caídas en las últimas horas. Han caído, según los técnicos, en torno a 400 metros cúbicos de material. En el futuro habrá que estudiar un posible proyecto para consolidar toda esta zona, aunque, insistió el alcalde, en este momento no hay peligro alguno.