Log in

IC pide que el Gobierno active medidas ante la crisis ecológica del litoral de Canarias

El sindicato Intersindical Canaria denuncia que ni el gobierno canario ni los cabildos insulares pueden continuar mirando a otro lado ante la evidencia de  la masiva contaminación que afecta al litoral canario, un hecho este al que, con carácter inmediato, habrá que aportar soluciones mediante acciones que obligatoriamente pasan por racionalizar la considerable presión humana que sobre nuestro hábitat natural desarrollan los más de 15 millones de turistas que visitan Canarias al año.

Considera que contradictoriamente, el ejecutivo de Clavijo insiste irresponsablemente en realizar campañas para mantener y aumentar esas cifras de visitantes.

Hay que tener en cuenta además, según el sindicato,  el obsoleto y deficientísimo  sistema de depuración de aguas residuales, mal endémico,  pero ahora mucho más visualizado por efecto del azote del cambio climático y del aumento de las temperaturas. En este sentido recuerda que la U.E. advirtió el pasado mes a España sobre el incumplimiento en Canarias de la directiva sobre el Plan de Gestión de Residuos.  

Defiende IC que, en la actual grave crisis ecológica, la presencia de aguas fecales o de micro algas  hasta ahora ausentes en nuestras aguas marinas, son los síntomas de una misma enfermedad de contaminación sistémica y mantenida pese a la resistencia de las autoridades en reconocerlo.  

Para Intersindical Canaria, el gobierno canario ha escogido la peor de las opciones restando importancia a la contaminación o emitiendo informes falsos o calculadamente imprecisos o contradictorios que consiguen el efecto contrario al deseado de no alarmar al turismo como primera industria de las islas. O el Gobierno y los cabildos abordan con responsabilidad la actual crisis de contaminación marina y el deterioro global de nuestros espacios naturales, o estaremos abocados al inicio de un éxodo turístico perdiendo en corto plazo la actual posición de Canarias como destacado destino de ocio. Como eje central el gobierno debe ya tomar medidas para rebajar la actual carga turística, estableciendo límites cuantitativos y optando preferiblemente por el visitante de calidad.

Reclaman además, una revisión urgente, la mejora, reubicación y ampliación de los sistemas de depuración de aguas residuales, pero también, rebajando la peligrosísima presión que se realiza sobre nuestros espacios naturales actualmente en preocupante proceso de degradación. Aparte de le dignificación laboral del sector, la ecotasa y el canon turístico para visitar determinados espacios naturales como El Teide o Isla de Lobos también vuelve a evidenciarse como medida regenerativas y necesarias para abordar la presente crisis.

"Las campañas que se realizan en estos momentos en algunos territorios como Cataluña contra la presencia  masiva y desordenada del turismo, estarían en Canarias doblemente justificadas en un país como el canario en el que el turismo supone el motor central de la economía y  la creación de empleo, sufriendo además el Archipiélago un acelerado proceso de pérdida de nuestra identidad nacional", concluyen.