Log in

IC reclama a Clavijo que suspenda la elección del nuevo consejero de Sanidad

  • Published in Sanidad

SB-Noticias.- Los riesgos que entraña para la sanidad pública el nuevo consejero, José Manuel Baltar y el amplio rechazo social que su designación ha causado, debiera hacer rectificar al presidente Clavijo y dejar el nombramiento en suspenso para situar al frente de las consejería sanitaria a otra persona con mayor fiabilidad y consenso social.

De no hacerlo así, el presidente del Ejecutivo canario aparte de introducir en la sanidad pública un posible Caballo de Troya de la sanidad privada, no hace otra cosa que llevar mayor desasosiego e irritabilidad al servicio público, elementos estos perniciosos para las labores asistenciales.

La elección del gallego Baltar Trabazo, en el discutible caso de su compatibilidad legal para el cargo, se plantea en unas circunstancias de clara incompatibilidad ética y política al tratarse de un gestor que, contrariamente, a lo manifestado por el presidente Clavijo , no proviene del sector público, sino que la mayor parte de su actividad profesional lo ha sido como gestor durante 20 años en la sanidad privada y compitiendo con esta, pero además con el peligroso modus operandi de estar alternando sus actividades laborales con periodos entrecortados entre uno y otro sector, siendo además receptor de millonarias concertaciones públicas  con destino al emporio privado del que era responsable. No hay que olvidar que el destacado papel en la defensa de los intereses del sector lucrativo privado, llevaron al ahora Consejero ha liderar las asociaciones empresariales del sector.  Esta llamativa, increíble y repetida metamorfosis de contrapuesta "lealtad" a los intereses públicos y privados, por elemental cautela, ya le hace moralmente incompatible para asumir como consejero la gestión del mayor presupuesto público de Canarias.   

El partido que sostiene al presidente del Gobierno, Coalición Canaria, no ha aprendido de sus anteriores errores y persiste en colocar al frente de la gestión pública a personas con perfil profesional no recomendable. Hace algunos años, dos gestores provenientes de la actividad sanitaria privada y que fueron elegidos por el gobierno para gestionar hospitales de la sanidad pública (Antonio Moreno y Julio Villalobos)  incurrieron en prácticas prohibidas de asesoramiento clandestino a entidades sanitarias privadas mientras  gestionaban dinero de hospitales públicos. Luego tuvieron que ser cesados.

Las evocaciones al diálogo con las organizaciones de trabajadores sanitarios, realizadas tanto por Clavijo como por Baltar Trabazo en la toma de posesión de los nuevos consejeros, las considera Intersindical Canaria como un nuevo e intolerable acto de hipocresía tras la trayectoria esquiva y engañosa que durante el último año  ha desarrollado el presidente Clavijo y el conjunto del gobierno hacia las propuestas y soluciones que en materia sanitaria ha planteado Intersindical Canaria. Entre otras, racionalizar las inversiones sanitarias que, ahora, han llevado a las actuales protestas y dimisiones de cargos