Log in

UP denuncia que el Ayuntamiento de Santa Cruz despilfarró 181.000 euros en placas fotovoltaicas no conectadas

Trujillo denuncia que de nueve instalaciones de autoconsumo, construidas para proporcionar electricidad de origen renovable, el 77% no funciona ni ha funcionado nunca, ni se sabe si lo harán o cuándo y con qué costes añadidos, tras años de abandono, desde 2015 en el caso de las instaladas en las oficinas municipales de Ofra

Ramón Trujillo, portavoz de Unidas Podemos (Izquierda Unida, Podemos, Equo) en Santa Cruz de Tenerife, denuncia que el grupo de gobierno de CC-PP gastó, al menos, 181.230 euros en siete instalaciones de placas fotovoltaicas que, en algunos casos, llevan hasta seis y siete años sin haber sido nunca conectadas.

Esas instalaciones, en su momento publicitadas por el grupo de gobierno como expresión de su compromiso con las energías renovables, se están deteriorando a la intemperie, sin mantenimiento, y acortando irremediablemente su vida útil. Tal es el caso de las instalaciones fotovoltaicas instaladas en los centros de enseñanza infantil y primaria de Tomé Cano, El Draguillo y Las Delicias. Las instalaciones con que han sido equipadas deberían estar proporcionando alrededor de un 20% de sus respectivos consumos eléctricos, pero se han convertido, literalmente, en una sucesión de brindis al Sol.

Por otra parte, el portavoz de la formación progresista señala que los 88 paneles fotovoltaicos instalados, en 2015, en las dependencias municipales de Ofra nunca han funcionado y, de hecho, constituyen “una clara muestra de instalación fotovoltaica ceremonial ultraperiférica”. En realidad, si hubiera sido conectada, esa instalación suministraría únicamente el 8% del consumo del edificio porque el planteamiento municipal fue muy poco ambicioso, incluso en el caso de que hubiera funcionado.

El grupo de gobierno facilitó a Unidas Podemos información sobre nueve instalaciones de autoconsumo, construidas para proporcionar electricidad de origen renovable. En la actualidad, el 77% no funciona, ni ha funcionado nunca, ni se sabe si lo harán o cuándo y con qué costes añadidos, tras los años de abandono.

Las instalaciones fotovoltaicas que sí funcionan son las de la sede de la Policía Local en Tres de Mayo, que produce el equivalente al 2,4% del consumo eléctrico de ese edificio, y las de la Casa Forestal de Taganana.

En suma, desde Unidas Podemos se denuncia otra muestra de la normalización de la mala gestión, que lleva a cabo el gobierno del alcalde José Manuel Bermúdez, y de la debilidad de sus políticas de sostenibilidad.