Log in

Ramón Trujillo reclama campañas de los graves perjuicios a la infancia y la juventud del uso excesivo de pantallas digitales

El portavoz de Unidas Podemos expone en una moción numerosos estudios e informes que advierten de que una sobreexposición a dispositivos móviles perjudica el rendimiento escolar y genera adicción

El concejal deja claro las grandes ventajas del buen uso de las tecnologías de la información y la comunicación, pero alerta de que se debe prevenir sus “graves y abundantes” efectos por el mal uso
 
La moción insta además a la Consejería de Educación a una campaña en colegios e institutos, con más razón por el incentivo oficial que se hace de los medios telemáticos debido a la pandemia
 
Ramón Trujillo, portavoz de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemos-Equo) ha presentado una moción al pleno del Ayuntamiento chicharrero para que se ponga en marcha una campaña informativa municipal sobre los perjuicios que causa a la infancia el mal uso de las pantallas de dispositivos digitales (ordenadores, móviles, tablets) así como a concienciar a la población adolescente sobre los perjuicios del uso abusivo de Internet.
 
En su iniciativa, Trujillo insta también a que haga lo propio el Gobierno canario y que, además, su Consejería de Educación conciencie al alumnado de colegios e institutos sobre los malos usos de estas tecnologías.
 
El edil, quien además es profesor de Secundaria, expone que “vivimos en una sociedad con una fuerte implantación del uso de las tecnologías digitales en la infancia y en la juventud, sin una evaluación previa de sus efectos, ni proporcionar  información a las familias sobre cómo evitar su mal uso y cuáles son los abundantes y graves efectos negativos que pueden acarrear”.
 
Trujillo subraya que estas tecnologías “causan importantes perjuicios en el rendimiento escolar de gran cantidad de personas, y podemos intuir que, transcurridos unos años, habrá un lamento por no haber tomado medidas preventivas”.
 
Dicho esto, el portavoz de la confluencia de izquierdas quiere dejar claro que con su iniciativa no pretende negar las grandes ventajas que proporciona el buen uso de las tecnologías de la información y la comunicación.
 
La moción viene sustentada en una extensa relación de estudios que constatan esta problemática. En  2019, un informe estimó que los niños y niñas españoles, de 5 a 11 años, pasan casi 2 horas al día delante de una pantalla; y los menores de 12 a 17 años casi 3 horas; un tiempo que iguala o supera al que pasan en clases de la enseñanza reglada. Otro estudio, referido a jóvenes de entre 18 y 24 años, mostró que emplean una media de 5 horas y 15 minutos al día conectados a sus smartphones.
 
La Encuesta Sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España muestra que el 20% de los adolescentes realiza un uso compulsivo de Internet.  Y en 2013 un estudio financiado por la UE indicó que el 1,5% de los jóvenes en esta edad sufría adicción a la Red y el 21,3% presentaba riesgo de estarlo.
 
Más ordenadores no mejora el rendimiento escolar
 
Previene Trujillo además de que esta situación ocurre “en un contexto de intensificación del uso de las tecnologías de la información en el ámbito educativo a causa de la pandemia”, por lo que “ese uso excesivo se potencia por el estímulo de las administraciones públicas”.
 
Y al respecto el edil pone el acento en un informe de la OCDE, en el marco del programa PISA, según el cual un mayor uso de ordenadores en la enseñanza no solo no mejora sino que puede empeorar el rendimiento en algunas materias, como matemáticas y lectura.
 
Como menciona el concejal en la moción, el neurocientífico francés Michel Desmurget ha evidenciado que cuanto mayor es la cantidad de tiempo diario delante de todo tipo de pantallas, menor es el rendimiento escolar.
 
No obstante, para Trujillo, “quizá el mejor indicador de estos perjuicios lo encontramos en el hecho de que quienes diseñan estas tecnologías, en Silicon Valley, alejan a sus hijos e hijas de sus creaciones tecnológicas, pues en el Waldorf of Peninsula, el costoso colegio privado al que envían a su descendencia quienes dirigen Apple, Google y otros gigantes tecnológicos, no se utiliza ninguna pantalla hasta que el alumnado llega a la Secundaria”.
 
De ahí que el concejal de Unidas Podemos concluya la exposición de motivos de su moción con esa reflexión: “La paradoja es que son los hijos e hijas de los sectores sociales más modestos los que pasan más tiempo diario delante de pantallas mientras que en los sectores adinerados tienen mejor protección frente a los efectos negativos de tal exposición excesiva”.