Log in

Muvisa señala que las obras de El Cardonal (en La Laguna) se reanudarán a la mayor brevedad posible

La paralización se debe a la aparición de deficiencias no previstas en el proyecto inicial: se ha encargado la modificación del mismo y se está a la espera de recibirlo

Si el aumento de presupuesto superase el 50% del coste en un principio previsto estaríamos obligados legalmente a sacarlo a licitación

La sociedad municipal de viviendas y servicios de La Laguna (Muvisa) quiere aclarar públicamente que la paralización de las obras en los bloques 66 a 71 de El Cardonal es debida a la aparición de deficiencias no previstas en el proyecto inicial de las obras.

Las mismas son de la suficiente importancia como para encargar la redacción de la modificación del proyecto, lo que incrementará el presupuesto, de manera que si el aumento superase el 50% del coste en un principio previsto estaríamos obligados legalmente a sacarlo a licitación.

Muvisa explica que la necesidad de acometer nuevas obras ha surgido a medida que se avanzaba en la rehabilitación, por lo que se trata de un imprevisto que se tratará de solventar a la mayor brevedad posible, pero es preferible perder un poco de tiempo ahora y que la rehabilitación sea integral a cerrarla en falso y tener que acometer nuevas obras en un futuro cercano.

Muvisa informa de que el 19 de octubre de 2018, tras el oportuno procedimiento selectivo, se firmó el contrato de ejecución de las obras del proyecto de rehabilitación de los bloques 66 a 71 de El Cardonal  con la UTE Ecocivil Electromur y Ramitén Servicios por un importe de 375.099,51 euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

Las obras comenzaron el 12 de noviembre de 2018 y a medida que avanzaban se advirtió la aparición de nuevas deficiencias no previstas que obligan a ampliar el proyecto introduciendo trabajos no previstos.

La dirección facultativa presenta un informe el 27 de febrero de 2019 explicando que los acontecimientos no previstos implicaban un aumento del presupuesto inicial, valorado en 144.600 euros; y el 29 de mayo de 2019 la UTE constructora presentaba un escrito anunciando que “debido a los problemas que están surgiendo es imposible cumplir con los plazos”.

Además, dado que las desviaciones presupuestarias son “muy significativas”, solicitaba la paralización de las obras a 31 de mayo para redefinir los trabajos necesarios, hacer una modificación del proyecto que contemple tales tareas, ampliando el presupesto y el plazo de ejecución.

A la vista de este escrito, el mismo 31 de mayo, el director de la obra informa sobre la necesidad de redactar un proyecto modificado que englobe todo lo no previsto en el proyecto inicial, propone la paralización temporal de las obras y considera un plazo de 45 días el necesario para redactar el nuevo proyecto.

Cinco días más tarde, el 5 de junio, los servicios jurídicos de Muvisa señalan que se debe redactar un nuevo proyecto con las modificaciones necesarias teniendo en cuenta que si las mismas suponen un incremento mayor del 50% del presupuesto inicial debe sacarse nuevamente a licitación la ejecución de las obras. Y es ese mismo día cuando el consejero delegado, Javier Abreu, da las instrucciones oportunas para que se siga con el procedimiento tal y como han informado los técnicos y la asesoría jurídica.

En cualquier caso, desde Muvisa se está trabajando para tratar de acortar los plazos previstos y retomar las obras desde que sea posible.