Log in

PSOE, Unidas Podemos y Nueva Canarias determinados a reeditar el pacto en Las Palmas de Gran Canaria

Los representantes de las tres formaciones políticas que firmaron en 2015 un pacto de progreso para liderar el cambio y la transformación social y económica de Las Palmas de Gran Canaria, PSOE, Unidas Podemos y Nueva Canarias, han manifestado hoy, tras la primera reunión postelectoral para alcanzar un acuerdo de gobierno, su voluntad decidida de reeditar esta alianza de cara al nuevo mandato municipal que se inicia a partir del próximo 15 de junio.

Los representantes de esas formaciones, comprometidos en garantizar la mayor transparencia posible de estas negociaciones, informarán asiduamente a los medios de comunicación del progreso de estas jornadas que han de decidir la composición del futuro Gobierno municipal.

El cabeza de lista por parte del PSOE, Augusto Hidalgo, junto a los de Unidas Podemos, Javier Doreste, y Nueva Canarias, Pedro Quevedo, han mantenido hoy en la sede de la Agrupación Local del Partido Socialista un primer encuentro que ha servido para evidenciar la voluntad de las tres formaciones para sumar sus fuerzas (17 concejales en total) con el objetivo de  lograr una nueva mayoría de progreso en el Consistorio de la capital grancanaria.

“Hemos mantenido una conversación muy fluida y con la voluntad de reeditar el pacto de gobierno que ha funcionado muy bien los últimos cuatro años”, aseguró Hidalgo, “por tanto, tenemos los mimbres para que este pacto vuelva a ser una realidad en los próximos cuatro años, pero lo vamos a hacer como lo hicimos entonces, con el proceso de discusión de las ideas y del proyecto de ciudad,que evidentemente ahora es distinto ya que estamos gobernando y hay una voluntad de continuidad”.

El cabeza de lista por el PSOE indicó, además, que se ha acordado un documento base entre las tres fuerzas que se va a empezar a discutir el próximo jueves en una mesa colegiada con delegaciones de los tres partidos del que debe salir un nuevo Pacto por la Ciudadanía.

“Estamos en condiciones de cerrar este acuerdo que lo que hace es constatar lo que han dicho en las urnas los ciudadanos de forma contundente y ampliada, que es que Las Palmas de Gran Canaria debe ser gobernada por un acuerdo de progreso con una mayoría absoluta ampliada”, señaló Hidalgo.

Por su parte, el representante de Unidas Podemos, Javier Doreste, recordó que el “proyecto de ciudad” debe estar por encima del reparto de responsabilidades en el Gobierno. “Cuando se firmó el primer pacto, en 2015, a la vez se firmaron más en otras instituciones que acabaron por romperse porque discutieron por puestos y no de políticas y de programas”, manifestó Doreste, “creemos que la ciudadanía ha reafirmado el Pacto de Progreso en la ciudad, y por tanto hay un mandato claro de los vecinos y vecinas de Las Palmas de Gran Canaria de reeditar el acuerdo que ya se firmó hace cuatro años y lo único que queda es sintetizar los programas de nuestras tres fuerzas y actualizar el anterior Pacto por la Ciudadanía. Una vez logrado esto, habrá que ratificarlo en las distintas asambleas y círculos locales de nuestros partidos, y será después cuando veremos qué pasa con las áreas, porque de nada sirve hacer un reparto de áreas si no tenemos un proyecto común de ciudad”.

Por parte de Nueva Canarias, Pedro Quevedo también destacó el “buen entendimiento” entre las tres fuerzas de progreso de la ciudad. “Está claro que hemos recibido un apoyo superior al que teníamos y eso que no era fácil habiéndonos adentrado en procesos de transformación de esta ciudad, con sus complejidades y sus molestias”, recalcó Quevedo, “el procedimiento para cerrar un acuerdo de Gobierno tiene que ser el mismo que hace cuatro años, sin líneas rojas”. El representante de Nueva Canarias aseguró también que hay que actualizar “nuestro compromiso” con un nuevo documento sobre el que hacer aportaciones. “Estamos hablando de adaptar a los nuevos retos. Hay unos cuantos asuntos muy interesantes que se tienen que traducir con los equipos negociadores, y eso lo tenemos que volcar en nuestros acuerdos. En 2015 cerramos un pacto que fue un modelo para todo el mundo y no vamos a cambiar. Primero son las ideas, la visión de la ciudad, luego hablamos de las áreas y finalmente de las personas”.

Los representantes de las tres formaciones políticas han fijado para este jueves 6 de junio un segundo encuentro con los equipos negociadores en el que seguir perfilando la reedición de un nuevo pacto de progreso. Tras la reunión se volverá a comunicar a los medios de comunicación, como es voluntad de todas las formaciones implicadas en aras a garantizar la transparencia del proceso, los resultados de esta nueva jornada de negociación.