Log in

Santiago Pérez propone un pacto para impedir que el Gobierno de La Laguna se decida fuera

“El cambio es inaplazable e invito a todos a que definan públicamente si adquieren el compromiso de contribuir al cambio o van a convertirse en un bastón de apoyo nuevamente”

El candidato de Avante La Laguna, Santiago Pérez, ha propuesto de cara a las elecciones municipales del 26 de mayo “un cambio alrededor de unos objetivos tan sencillos como inaplazables”:

“El primero, impedir que el Gobierno de La Laguna se decida desde fuera. El segundo, restablecer la legalidad en el funcionamiento del Ayuntamiento, especialmente en materia de contratación; porque la ilegalidad en la contratación de las administraciones públicas es la antesala de todas las corrupciones. El tercero, suprimir todo gasto superfluo para poder dedicar hasta el último euro a la lucha contra la pobreza, y a la inversión pública generadora de empleo.

Y finalmente, aprobar cuanto antes el Plan General de Ordenación (PGO) que se presentó por Fernando Clavijo hace ya una década, y que éste sea un PGO que establezca un modelo de desarrollo urbanístico sostenible y de respeto al suelo agrícola y a los recursos naturales de nuestro municipio”.

Santiago Pérez dijo dirigirse explícitamente a los candidatos del Partido Popular (PP) y PSOE, para que se comprometan abierta y públicamente ante la ciudadanía de La Laguna con este cambio de Gobierno a partir de las próximas elecciones: “El cambio en La Laguna es inaplazable y les invito a todos a que definan públicamente si adquieren el compromiso de contribuir al cambio o de nuevo van a convertirse en el bastón de apoyo de un Partido completamente desgastado”.

El candidato de Avante explicó que se dirige “especialmente al PP y al PSOE porque durante la legislatura ha quedado claro que Unidas Podemos, Ciudadanos liderado por Teresa Berástegui, Javier Abreu y nuestros votos han estado a la disposición de la voluntad de cambio expresada por el pueblo de La Laguna en 2015”.

Santiago Pérez señaló que “las encuestas revelan que la mayoría de la población lagunera considera que en las dos últimas legislaturas, y especialmente en la última, La Laguna se ha estancado o ha retrocedido, que es lo que suele ocurrir cuando un mismo Partido, sea el que sea, se eterniza en el poder y se siente inmune frente a la alternancia”.

En las pasadas elecciones “los resultados mostraron con claridad la voluntad de cambio de la ciudadanía, pero fue imposible porque se le ha impuesto a La Laguna desde fuera pactos en cascada. Se ha decidido el Gobierno de nuestro municipio desde fuera y por razones ajenas a la voluntad de sus ciudadanos. Y eso no puede seguir pasando”, finalizó.