Log in

Se constituye el Frente Unitario de Canarias por la paz y la neutralidad

Rueda de prensa en Tenerife

Rueda de prensa en Gran Canaria

Este viernes se presentó públicamente en Gran Canaria y Tenerife el Frente Unitario de Canarias por la Paz y la Neutralidad

Los promotores de esta organización recordaron que el pueblo canario, ha manifestado en repetidas ocasiones su oposición a la militarización del territorio, su rotundo rechazo A LA OTAN, expresado en el referéndum del 12 de marzo de 1986, su vocación pacifista. 

Por este motivo reivindican un Estatuto de Neutralidad para Canarias, donde el archipiélago se configure como un territorio donde prevalezca las relaciones de solidaridad, cooperación, el respeto a la soberanía y el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

 Está formado por un conjunto de organizaciones políticas, sociales y sindicales, y personas a título individual.

Intervinieron como portavoces, en Las Palmas de Gran Canaria, José Manuel Rivero, Micaela Sagaseta, Carmelo Suárez y María Jesús Fernández. En Tenerife tomaron la palabra, José Luis Valdés, Domingo Méndez y Pedro Martínez, quienes denunciaron la creciente militarización que soporta nuestra tierra.

De este modo recordaron ejemplos flagrantes como el mantenimiento del campo de tiro de Pájara que ocupa 4.205 hectáreas, más del 10% de la isla de Fuerteventura para entrenamiento de las llamadas “misiones en el exterior” y prácticas de armas de guerra por tropas de la OTAN. Además las ocupaciones de vías y pueblos de Fuerteventura por efectivos militares y maquinaria militar de guerra son constantes, con las evidentes perturbaciones y alarmas en la población. Asimismo, la zona de la Isleta en Gran Canaria está bajo dominio militar.

Desde el Frente explican que en Canarias existe un estado de sometimiento militar "el Archipiélago Canario está de facto integrado, en coordinación con la OTAN, bajo el mando militar de los EEUU para África (AFRICOM), que se materializa, recientemente,  en la base de drones militares construida en el aeródromo de la isla de Lanzarote, como apoyo a la gran base de drones militares proyectada por los EEUU en Níger y los numerosos efectivos militares de la brigada Canarias XVI que han salido de la isla de Fuerteventura para participar en las gigantescas maniobras de los EEUU junto a otros países aliados en el sur de Marruecos (África Lion 2018)".

Además señalan al aeropuerto de Gando, para reabastecimiento de aviones militares en misiones intervencionistas y sede de maniobras,  en la isla de Gran Canaria, el proyecto para la instalación de un radar de seguimiento aéreo en el pico Malpaso en la isla del Hierro, la macro base militar proyectada en el aeropuerto de los Rodeos, el cuartel de Hoya Fría, ambos en la isla de Tenerife y la base naval de Las Palmas de Gran Canaria, donde tienen sus sede tres buques de acción marítima (BAM), integrados con el sistema antimisiles “Aegis” de la base de Rota (Cádiz), el proyectado "Schengen militar" para la OTAN en el espacio de la Unión Europea, que facilita el doble uso de las infraestructuras (civil y militar) de puertos y aeropuertos isleños para transportes militares de tropas de la OTAN, el establecimiento por el Ministerio de Defensa español en 5 islas (La Gomera, El Hierro, La Palma, Lanzarote y Fuerteventura) de cuarteles como Unidades de Apoyo para la Proyección (UAPRO), para dar apoyo logístico al transporte y traslado de efectivos y equipamiento militar de otros lugares para intervenciones militares fuera de las islas, acreditan la sujeción del Archipiélago Canario al mando militar de EEUU para África (AFRICOM), con la USAID (agencia de los Estados Unidos para el desarrollo internacional)(pantalla de la CIA) en la Isleta (Gran Canaria).

Recientemente militares de diferentes ejércitos de la OTAN han participado en las maniobras Gruflex-2018, utilizando para ello las aguas de Canarias, y los campos de tiro de la Isleta y Pájara. Desde el Frente Unitario de Canarias por la Paz y la Neutralidad aseveran que estos ejercicios militares, sirven para entrenamiento de las fuerzas anfibias de la Armada, y son un elemento de preparación y entrenamiento para la guerra.

"Es justamente en las instalaciones militares, y en las maniobras que realizan los ejércitos, donde comienza la guerra, y es ahí donde debemos interrumpir el flujo de esta violencia militarizada", afirman.

La reciente creación del Mando de Presencia y Vigilancia Terrestre del Ejército de Tierra consideran que supone un incremento en el control militar del territorio y en la militarización de Canarias, lo que viene provocando un deterioro ecológico de los espacios naturales.

Rechazan también la creciente presencia de militares en los centros educativos que consideran un elemento inaceptable de militarización de la juventud y adoctrinamiento e ideologización militar y una organización patriarcal y machista que fomenta un concepto de la masculinidad asociado a la violencia, el autoritarismo, jerarquización, control, honor…...que se opone a la sociedad igualitaria que como feministas quieren defender.

"Destacamos que el ejército se opone a la democracia cuando se nos niega a la ciudadanía el derecho a decidir sobre la realización de maniobras militares, o sobre la necesaria desmilitarización de los espacios públicos.
Por otro lado, nos preguntamos cuáles son las amenazas militares que tiene hoy en día Canarias, y es que hablar de defensa en un contexto donde ya estamos invadid@s por el capitalismo, nos resulta cuando menos de un cinismo intolerable, cuando vivimos en una permanente agresión a nuestros derechos sociales y laborales (empobrecimiento, explotación, precariedad laboral, paro..) y un deterioro ecológico cada vez más preocupante.
Afirmamos que Canarias no tiene amenaza militar de ningún país africano, y que la presencia militar de la OTAN es un pretexto para la agresión contra los pueblos de África".

Frente Unitario de Canarias por la Paz y la Neutralidad denuncia también las políticas del control social  que buscan la criminalización de los movimientos sociales a través de la ley Mordaza, así como la política represiva contra las personas migrantes y el mantenimiento de los CIEs.

"Entendemos desde el Frente que el objetivo de la OTAN es convertir Canarias en el eje principal de la intervención imperialista, tanto militar como económica en la nueva recolonización de África por parte del capital monopolista y financiero. La pugna interimperialista por la propiedad de los nuevos recursos energéticos, naturales y comerciales del continente africano sitúan al archipiélago canario en una plataforma del imperialismo en la conquista de espacios económicos de dominio. De ahí la importancia estratégica que para los pueblos del mundo supone la lucha del pueblo canario por su neutralidad y contra el militarismo".

Finalmente hicieron un llamamiento a personas y organizaciones cuyos principios las sitúan en la lucha contra la dominación, la explotación, la desposeción, el crimen y el sufrimiento humano a incorporarse a este espacio unitario de resistencia y lucha antiimperialista y así formar parte de los pueblos y países que desde hace décadas se enfrentan sin descanso a esta barbarie.