Log in

La broma de inaugurar ahora el Hospital del Sur

Noemí Santana asegura que “inaugurar ahora el Hospital del Sur es puro engaño electoral”

La secretaria general de Podemos Canarias, Noemí Santana, visitó el municipio de Arona en el marco de la 'Ruta 88' junto al diputado Manuel Marrero.

Ambos consideran que haber tardado 30 años en construir un hospital, teniendo un centro privado a escasos metros, solo deja entrever la “intención de CC de desmantelar la Sanidad pública”.

La portavoz parlamentaria de Podemos Canarias, Noemí Santana, y el diputado Manolo Marrero visitaron recientemente el Hospital del Sur de Tenerife, coincidiendo con el presidente del Gobierno en minoría, Fernando Clavijo, el consejero Manuel Baltar y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, que acudieron “una vez más a sacarse la foto de cara a las elecciones de 2019”.

La 'Ruta 88', en la que Noemí Santana recorre los municipios de toda Canarias para conocer de primera mano las necesidades del Archipiélago contó en esta ocasión con la participación del diputado en el Parlamento regional Manuel Marrero, con el fin de visitar Arona, donde han prestado especial atención a las obras del Hospital del Sur de Tenerife, una infraestructura que lleva proyectada 30 años y que ahora, “casualmente, inauguran en pleno periodo pre-electoral”, critican.

Podemos Canarias y Podemos en el Cabildo de Tenerife llevan desde el inicio de la legislatura presentando enmiendas, proposiciones e iniciativas para agilizar las obras de este hospital y para destinar partidas económicas que mejoren “de una vez por todas” la atención en materia de Sanidad Pública.

30 años de obras interminables

“Treinta años llevan proyectados el Hospital del Sur y del Norte de Tenerife pero parece que algunos priorizan los intereses de sus amigos de la sanidad privada ante los intereses de la ciudadanía de Canarias”, afirmó la portavoz parlamentaria.

“Nuestro pueblo se merece una sanidad digna y podemos ver cómo lo único que han hecho en los últimos años es trasladar las especialidades de un edificio antiguo a esta nueva infraestructura”, explicó Santana.

Para la también secretaria general de Podemos en las Islas, “poco o nada se ha hecho, lo que demuestra que lo que quieren es desmantelar la Sanidad pública a través de listas de espera interminables, de la poca contratación de nuevo personal y de la falta de recursos materiales, que solo provoca que la gente se quiera desviar a la privada y así fortalecer la privada frente a la pública”.

El diputado Manolo Marrero considera que “Clavijo, Baltar y Alonso al parecer solo vienen a cumplir, a sacarse la foto en esta etapa pre-electoral”, pues recuerda que “después de 30 años de gobiernos de CC, que nos sigan mintiendo a los canarios y canarias y en especial a la población del Sur de Tenerife, que son más de 300.000 habitantes, es inasumible”.

“Son personas que se ven sujetas a ser trasladadas indefectiblemente a la medicina privada o concertada, al hospital de Playa de Las Américas que pertenece al principal benefactor y beneficiado de Coalición Canaria en las Islas”, zanjó Marrero.

"A escasos kilómetros del Hospital del Sur hay una clínica privada repleta de pacientes: esa es la verdadera razón que hayan tardado 30 años en inaugurarlo. ¿Cuántas veces ha inaugurado, señor Baltar, el Hospital del Sur?", ironizaron.

La apuesta de Podemos rechazada por CC

En diciembre de 2017, el partido morado en el Parlamento presentó un plan con un total de 9 enmiendas por valor de 44 millones de euros para los presupuestos de Sanidad en el que se pretendía que el dinero existente y que se iba a destinar a la sanidad concertada se destinara directamente a la pública.

De esos 44 millones, un total de 5 millones se destinaban al Hospital del Sur de Tenerife para finalizar las obras y dotar del equipamiento humano y material necesario para su funcionamiento.

“Se pasan la vida criticando a Podemos, pero no pueden decir que no hemos trabajado para repensar y cambiar de una vez por todas nuestra pésima Sanidad Pública, una sanidad que CC quiere interesadamente que vaya mal, obligando a nuestra gente a pagar por su salud y dejando, a ese 40 por ciento en riesgo de pobreza, directamente sin servicios”, zanjó Santana.