Log in

El PSOE exige a Baltar que invierta en la salud de los canarios o se marche

El diputado del PSOE Iñaki Lavandera exigió ayer al consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, que invierta en la sanidad pública de las islas o se marche.

Tras preguntarle a Baltar por su desinterés respecto a la adquisición de un PET-TAC para el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Insular de Gran Canaria, afirmó que el consejero “va contra el interés general al no invertir en el Servicio Canario de la Salud”.

En julio del año pasado, Lavandera ya le preguntó exactamente por esta cuestión al consejero, quien respondió que su departamento ya tenía previsto seguir el Plan de Renovación Tecnológica desarrollado en 2016, dentro del que se contemplan distintas acciones, entre ellas parte de las subvenciones que salieron de la Fundación Amancio Ortega. “El PET-TAC al que usted se refiere se encuentra dentro de dicho plan”, dijo entonces el consejero al diputado del PSOE.

Baltar respondió lo mismo cuando en diciembre de 2017 y en septiembre de 2018, Lavandera le hizo la misma pregunta por escrito. “La solicitud del PET-TAC se está valorando”, dijo el consejero en esas dos ocasiones.

En el pleno del Parlamento, Lavandera recordó este lunes que el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Insular es, en la provincia de Las Palmas, el único de gestión pública con acreditación de docencia que no dispone de PET-TAC y que además solo utiliza sus recursos en jornada de mañana. Señaló que la instalación de un PET-TAC en ese complejo permitiría ofrecer esta prestación con carácter público y evitar las derivaciones hacia un determinado centro privado.

“Tiene presupuesto, puede usar el superávit, lo ha hecho para comprar cuatro robots de cirugía, los más caros del mercado y con un reducido beneficio al paciente, pero no lo hace con el PET, ni del Insular ni el del Negrín”, dijo el parlamentario del PSOE en la Cámara.

A su juicio, resulta “tremendamente sospechoso” el comportamiento del consejero respecto al Hospital Insular. “Por una parte, va a dotarlo de una tecnología cara y no costo eficiente que no ha solicitado ningún servicio, y por otra se niega la instalación de un PET-TAC para el Servicio de Medicina Nuclear, que sí está solicitado, que se incluyó en los presupuestos mediante una enmienda del PSOE, que está en la planificación del SCS pero que pone en riesgo el nicho de negocio de la sanidad privada”.

Iñaki Lavandera subayó que lo más lamentable es que para negarles la instalación del PET, “el consejero ni siquiera se puede escudar en la falta de recursos: los tuvo con la donación de Amancio Ortega y los tiene ahora con el superávit".