Log in

“No nos merecemos un rey como este que se ha servido de la democracia para hacerse rico”

Entrevista a Manuel Monereo en Radio San Borondón

SB-Noticias.- Manuel Monereo, diputado por Córdoba de Unidos Podemos, intervino este viernes en Radio San Borondón donde habló de diversos auntos de la actualidad.

Sobre las grabaciones difundidas recientemente donde Corinna zu Sayn-Wittgenstein asegura que el rey Juan Carlos la utilizó como testaferro para ocultar al fisco dinero en Suiza y propiedades en el extranjero, que el monarca cobró millonarias comisiones por las obras del AVE a La Meca y que, además, se acogió a través de personas interpuestas a la amnistía fiscal del anterior Gobierno en 2014, Monereo se muestra contundente y afirma que con estas informaciones queda claro que existen cloacas del Estado, “aunque se sabía ahora tenemos pruebas”.

Por otra parte, también queda claro para Monereo que había un grupo de policías dirigidos por Villarejo que trabajaban en amplios campos, que suministraban información a los medios, al CNI, a las grandes empresas, que espiaban para unos y otros y comprometían con sus conferencias a cargos importantes del aparato judicial.

“Hoy sambemos que Villarejo hace sangre porque no lo sacan de la cárcel y saca las grabaciones de Corina”. Explica Monereo que esta mujer ha estado diez años conviviendo con el Rey Juan Carlos, al lado del palacio real, en una pequeña casa (lo ha publicado en un libro la periodista Ana Romero).  Esta mujer que ha intervenido oficialmente a veces y extraoficialmnete otras, para hacer actividades que el Rey dirigía “esto ya se sabía, pero ahora tenemos sus declaraciones”, añade.

Monereo acusa a los medios de comunicación de haber tenido mucha responsabilidad en la ocultación de esta información, “todos la conocían, pero todos callaban, y ahora ha sido Villarejo el que sacó que Corina dice que el Rey se llevaba comisiones y que el General jefe del CNI fue a amenazarla de muerte”.

El problema de la transición española

Para Monerero el problema es que la transición democrática, que tuvo cosas positivas que nadie elude, es que nunca afrontó el problema de la necesidad de una regeneración democrática de los aparatos y estructuras del Estado.

Cuando el PSOE ganó las elecciones en 1982 “no esperábamos mucho de Felipe González, pero si pensábamos que al menos iba a afrontar las relaciones mafiosas de grupos de poder que habían vivido en el franquismo y estaban presentes también en la vida democrática”.

Sin embargo, lamenta Monereo que la realidad  es que esa trama enorme ha ido agrandándose con el paso del tiempo y sus tentáculos llegan a todos lados “o democratizamos los poderes económicos y políticos, o la democracia acabará siendo una estructura electoral, sin sentido ninguno, o acabamos con las tramas corruptas que dominan la vida pública o acabaremos en una democracia de fachada como ocurre en Polonia, Hungría o Rumanía, donde la corrupción ligada a los grandes poderes económicos que son los que controlan la vida pública.