Log in

Román Rodríguez hace un último llamamiento a CC para levantar el veto a una reforma electoral en Canarias

Luis Campos afirma que la reunión del lunes es la definitiva para que se sumen al consenso de los representantes de casi el 80% de los votantes canarios

El presidente y portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, hizo hoy un último llamamiento a CC para que levante el veto a la aprobación de la reforma del sistema electoral en Canarias. El ponente del grupo nacionalista de izquierdas, Luis Campos, agregó que la reunión del próximo lunes de la ponencia es definitiva para que Coalición y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) se sumen al consenso logrado por los cuatro grupos (PSOE, PP, Podemos y Nueva Canarias) que aglutinan la representación de casi el 80% de los votantes de las islas.

Transcurridos 36 años desde que Canarias alcanzase su autonomía política y dos décadas y media con CC gobernando, en opinión de Román Rodríguez y Luis Campos “no hay argumentos que justifiquen el bloqueo” de los nacionalistas conservadores a una modificación que pretende un modelo “más justo, proporcional y de mayor calidad democrática” para la comunidad.

Un planteamiento que se asienta en una evidencia “aplastante”, recalcaron. Celebradas nueve elecciones canarias, en el Parlamento, por primera vez, prosiguieron ambos portavoces, cuatro formaciones políticas de “muy diversa” ideología han actuado con la “generosidad precisa para abandonar sus planteamientos de partido y confluir en una propuesta de consenso, cuyo valor es que, al no ser de nadie, es de todos”.

Entre el PSOE, PP, Podemos y NC “representamos en el Parlamento casi al 80%” de los votantes de las islas y, en opinión de la izquierda nacionalista, este “hito no puede ser ignorado y frustrado” por una CC que tiene, en sus filas, la posibilidad de “levantar el veto a decidir aquí esta reforma y aprobar, por primera vez en la etapa democrática, una ley canaria electoral”.

En base al Estatuto, los diputados de NC señalaron que solo es posible modificar el sistema electoral, es decir, la distribución del número de diputados por islas, que pueden elevarse de los 60 actualmente fijados hasta 70, y los topes electorales, en virtud de una ley aprobada en el Parlamento canario por mayoría de dos tercios de sus miembros, 40 votos. Los cuatro grupos que han acordado la propuesta de “mínimos e integradora sumamos 39 votos”, es decir, que se necesita de un quinto grupo (CC tiene 18 escaños y tres, la ASG).

Una vez que CC ha roto la triple paridad con su propuesta de añadir un escaño más a Tenerife, Fuerteventura y Gran Canaria, Luis Campos y Román Rodríguez hicieron un último llamamiento a los nacionalistas conservadores y a la ASG para “avanzar y mejorar la proporcionalidad” mediante la rebaja de los topes de acceso regional (6%) e insular (30%), la asignación de un escaño más a Fuerteventura y la atribución de otros nueve escaños por población.

“Deseamos, y esperamos, que el próximo lunes se sumen a un acuerdo canario sino recurriremos” a la tramitación de la reforma Estatutaria en la que trabaja el Congreso de los Diputados, mantuvieron Román Rodríguez y Luis Campos.

Pero lo que “no es admisible”, avisaron, es que CC “se escude en argumentos poco justificables”, como el aumento del gasto del Parlamento” para oponerse a un nuevo modelo y a una ley electoral. Campos recordó que el aumento de 10 escaños es “asumible, y nos hemos comprometido” a que se afronte con el actual presupuesto de la Cámara. Rodríguez afeó las “decenas y decenas de enchufados y personas sin funciones” que hay en la estructura del Gobierno en minoría presidido por Fernando Clavijo.