Log in

El TSJC anula el decreto del Gobierno de Canarias para modificar las RPTs de los distintos departamentos y organismos

A raíz de una demanda de co.bas Canarias, que fuerza un cambio en la agenda del Gobierno tras ganar una sentencia relativa a la negociación de las RPTs

La organización sindical celebra que la sala haya reconocido que no hubo “la preceptiva” negociación colectiva ni la publicación suficiente

Tras la demanda interpuesta por co.bas Canarias, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha dictaminado la anulación del decreto mediante el cual el Gobierno de Canarias ordenó modificar conjuntamente las RPTs de los distintos departamentos y organismos.

Y lo hace porque reconoce los argumentos de este sindicato, entre ellos “que no hubo negociación ni publicación suficiente, el proceder que empieza a ser habitual en el equipo de Clavijo” critica Angelo Benasco, portavoz de co.bas, quien advierte no obstante de que el sindicato “estará siempre para defender los derechos de los empleados públicos” y en este sentido recuerda que “las RPTs son para garantizar un servicio público y no para prebendas clientelares”.

Respecto a la falta de negociación colectiva sobre las condiciones de trabajo de los funcionarios, la sentencia establece que era “preceptiva” en este caso, y que la complejidad del procedimiento –razón esgrimida por el Gobierno para no acometerla- no es una “excusa válida”, y menos para quien ha provocado esa complejidad aunando todas las RPT de la administración autonómica.

El TSJC también le da la razón al sindicato respecto a la falta de memoria y evaluación, y relata literalmente que “lo que subyace en todo el expediente es lo defectuoso del mismo desde el inicio”.

El sindicato celebra, por tanto, la sentencia de la sala y el haber logrado “modificar la agenda del Gobierno obligándole a repetir un procedimiento más respetuoso con los derechos de los funcionarios; sabemos que los servicios públicos no son su prioridad, pero son imprescindibles para poner freno a la creciente desigualdad que alimentan las políticas de gobiernos como el de Clavijo”.