Log in

La oposición en La Laguna insta al alcalde a parar la instalación de antenas de telefonía en El Coromoto

Los Grupos municipales de Unid@s se puede, XTF-NC y Ciudadanos, junto al concejal Javier Abreu presentan una moción en el Pleno de la Corporación para mostrar su rechazo a que se instalen estos dispositivos sin el más mínimo consenso con la ciudadanía residente.

Los Grupos municipales de Unid@s se puede, Por Tenerife-Nueva Canarias (XTF-NC) y Ciudadanos, junto al concejal Javier Abreu, exigen al alcalde lagunero, José Alberto Díaz, el establecimiento de contactos con la empresa de telecomunicaciones que pretende instalar una antena en la calle Francisco de Miranda, del barrio de El Coromoto para realizar una negociación que impida su colocación en ese lugar. Asimismo, solicitan al mandatario municipal que busque alternativas con la citada compañía para acrdar una zona más adecuada para esta actividad.

La oposición lagunera, que presentará esta moción en el Pleno de la Corporación de este jueves 8 de febrero, quiere mostrar así su rechazo a que se instalen antenas de telefónía sin el más mínimo consenso con la ciudadanía residente. De ahí, que también insten a a la Gerencia de Urbanismo a realizar los informes técnicos necesarios relacionados con esta instalación para evitar que la misma se culmine.

De este modo, los concejales firmantes comparten la preocupación de la ciudadanía ante la sensación de impunidad y desamparo que siente frente a la forma en la que este tipo de instalaciones son repartidas por el municipio por parte de las grandes multinacionales de las telecomunicaciones con absoluto descontrol, sin tener en cuenta a la personas.

Los ediles recuerdan en la moción que hace pocos días saltaban las alarmas entre las personas residentes en la calle Francisco de Miranda de El Coromoto que, sin ninguna explicación, se encontraron que en uno de los edificios de esa calle se estaban instalando los mecanismos necesarios para poner en marcha dos antenas de telefonía. Una actuación que se está realizando en un entorno urbano colmatado en el que, según el vigente PGO no se permiten edificios de más de tres alturas, siendo el edificio aludido de esa altura.

Un nutrido grupo de vecinos y vecinas de El Coromoto, tras dos asambleas vecinales, reuniones de coordinación, aviso a la policía local y a Urbanismo, que pide explicaciones por esta instalación que consideran incompatible con una zona residencial como esta.