Log in

Podemos califica de “vergüenza” financiar “rotondas y farolas” y no afrontar el colapso en Urgencias sanitarias

Juan Márquez increpa al consejero de Sanidad que “no es una cuestión de recursos, es de buena gestión, pues han fracasado todas las políticas pre hospitalarias”.

La formación morada insiste en no tener pacientes geriátricos en Urgencias, que deben estar en otro circuito específico, diferente al de los agudos, como sucede en pediatría.

Juan Márquez, diputado del Grupo Parlamentario Podemos Canarias, ha calificado de “vergüenza” que “en una tierra en la que tenemos políticas fiscales para las grandes empresas, como la Zona Especial Canaria (ZEC) o la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC), tengamos a nuestra gente en los pasillos de los hospitales cuando van a Urgencias”.

“Es una situación de indignidad absoluta permitir a los grandes empresarios ahorrar impuestos y, mientras, nuestras personas mayores no están atendidas como corresponde. No podemos estar hablando de cómo repartimos el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) entre rotondas y farolas mientras eso sucede”, ha espetado al consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, durante la sesión plenaria que esta semana se ha celebrado en la Cámara regional.

Márquez, que ha inquirido al consejero sobre el colapso que han sufrido las Urgencias hospitalarias el pasado mes de enero en Canarias, ha insistido en que “esas situaciones son dramáticas e inaceptables para un territorio del Primer Mundo”.

“Es una vergüenza que gente que ha estado toda su vida cotizando se vea en una situación totalmente indigna y tenga que estar haciendo sus necesidades en un pasillo de un hospital”, ha increpado a Baltar.

Márquez ha insistido en su debate con el consejero de Sanidad en que “no es una cuestión de recursos, es de buena gestión, pues han fracasado todas las políticas pre hospitalarias”.

“Las Urgencias están como están por el fracaso de la Ley de Dependencia, por las altas tasas de exclusión social, y por la falta de centros especializados en urgencias geriátricas”.

Y es que el problema, para la formación morada, está fijado en el hecho de que “la planificación de la Consejería es siempre actuar de manera reactiva” ante un problema sobrevenido, pero “nunca adoptar medidas para preverlo y evitarlo”.  “Hay que hacer planes a veinte años, no quinquenales”, remacha Márquez.

Para Podemos Canarias, cuya responsable autonómica del área de Sanidad es Milagros Hormiga, hace 20 años los picos en urgencias se daban únicamente por los casos de gripe, pero ahora ha envejecido la población y hay que reorganizar el sistema en base a esa realidad, pues no se puede tener pacientes geriátricos en Urgencias, que deben estar en otro circuito específico, diferente al de los agudos, como sucede en pediatría.

Además, la formación morada insiste en que “debemos potenciar la atención domiciliaria y mover el eje de actuación hacia las Urgencias en los puntos de Atención Continuada".

“Para descongestionar las Urgencias Hospitalarias es fundamental reforzar la primaria”, insiste.

Por último, Márquez ha recordado al consejero de Sanidad que “hay que dotar las Urgencias con el personal adecuado, que ya no puede más y que está saturado”.