Log in

Recuerdan a Clavijo que los técnicos y la oposición plantearon alternativas a la prórroga de la conseción de las grúas

 Denuncia de los trabajadores.
 Acta comisión del "Caso Grúas".

Además Unid@s se puede entiende que José Alberto Díaz “mintió” en su declaración ante la Comisión de Investigación municipal celebrada el trece de febrero de 2017

El portavoz municipal de Unid@s se puede en el Ayuntamiento lagunero, Rubens Ascanio, considera un “despropósito” las declaraciones del actual presidente del Gobierno canario y exalcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, en las que achaca las decisiones sobre las grúas municipales al estricto cumplimiento de la legalidad.

“El señor Clavijo sabe perfectamente que desde el año 2012 en adelante recibió multitud de escritos de un sector de los trabajadores de este servicio público en el que se denunciaban incumplimientos gravísimos del pliego de condiciones de las grúas y de las obligaciones de esta empresa, que no tuvieron la menor respuesta del Consistorio en forma de sanciones u otro tipo de acciones”, explica.

Ascanio recuerda concretamente que “el escrito de la representante jurídica de este colectivo de trabajadores, registrado oficialmente el 25 de febrero de 2013, ya se pedía el cese definitivo de la concesión y un nuevo concurso público”. Al edil le parece que el Ayuntamiento “era plenamente conocedor de los hechos que se relatan en ese escrito, empezando por el propio exresponsable del área de Seguridad Ciudadana, José Alberto Díaz”, entienden que “mintió en su declaración ante la Comisión de Investigación municipal celebrada el trece de febrero de 2017”.

Con respecto a las alternativas existentes a la prórroga del servicio producida en el verano de 2014, y para la que fueron necesarios los 120.000 euros de préstamo municipal que hicieron viable que Autogrúas Poli SL pudiera presentarse, el concejal recuerda que en la página dieciocho del acta de la comisión. “El actual alcalde lagunero reconoció en una comparecencia tremendamente agresiva que se le había plateado la posibilidad de que la gestión la asumiera la empresa municipal MUVISA, que entendemos que hubiera sido una mecanismo para acabar con los graves problemas que había en el servicio en ese momento, una opción similar a la que se tomó en 2014 con los trabajadores de Sinpromi que gestionaban los aparcamientos públicos”, manifiesta. Considera curioso que “ese reconocimiento de José Alberto de estar al tanto de la propuesta para evaluar ese servicio lo prestara Muvisa, hasta que se lograra una solución definitiva, no aparece contemplado en el expediente del servicio y no encontramos respuestas técnicas que expliquen que no se optara por esta modalidad”.

Rubens Ascanio cree que “la única explicación por la que se optó por la prórroga, contrariando los informes técnicos que alertaban de los incumplimientos muy graves o gravísimos de los pliegos de condiciones, fue la de preservar los intereses personales de los propietarios de Autogrúas Poli SL en ese momento”. Indica que “el señor Clavijo miente cuando dice que se quería colocar a los trabajadores de las grúas como personal del Ayuntamiento, si esto fuera así el personal de Sinpromi estaría en esa situación, la realidad es que lo que consiguieron no dando respuesta a las denuncias de este grupo de personas fue que estuvieran hasta un año sin cobrar las nóminas y que después vivieran una auténtica caza y captura de cada uno de ellos, que provocó unos despidos donde el Consistorio no mostró la humanidad, que sí apareció a la hora de vulnerar los informes de la intervención municipal para salvar a los propietarios vinculados con el exalcalde lagunero”.