Log in

Puigdemont ataca a Juncker y Tajani por apoyar a España

El depuesto jefe del Govern exige a los a los presidentes de la Comisión Europea y de la Eurocámara que aclaren  si seguirán secundando a Rajoy "en su golpe de Estado"

El pasado martes Puigdemont reapareció en la capital comunitaria, arropado por una comitiva de alcaldes independentistas llegados desde Catalunya. Ha sido su primer gran mitin, cara a las elecciones del 21-D, en el que ha cargado contra el Gobierno de Mariano Rajoy, por el "golpe de Estado contra un Parlamento y Gobierno legítimo", y en el que ha lanzado duros reproches a los dirigentes europeos.

Entre otras cosas ha manifestado "Catalunya es el único territorio de la Unión Europea que no tiene el Parlamento que ha elegido, ni el presidente ni el Gobierno que ha  nombrado. Es el único territorio de Europa en el que hay una anomalía democrática. Señor Juncker, señor Tajani, ¿es esta la Europa que quieren? ¿La que manda un Gobierno a prisión? ¿Aceptarán los resultados de los catalanes el 21 de diciembre? ¿Seguirán ayudando al señor Rajoy en su golpe de Estado?", ha desafiado en un ataque directo a los dos principales dirigentes europeos que con más dureza han criticado el independentismo catalán.

Sus palabras han sido recibidas con grandes aplausos por la "claqué" de alcaldes independentistas y gritos de un público entregado a la causa que ha coreado en repetidas ocasiones: "'president, president'", "'llibertat'" o "'no esteu sols'".

Entre los asistentes al acto se encontraba una delegación de eurodiputados entre los que se han dejado ver Izaskun Bilbao (PNV), Josu Juaristi (EHBildu), Lidia Senra (Anternativa Galega de Izquierdas), Matt Carthy (Sinn Fein), Mario Borghezio (Liga Norte) o los nacionalistas flamencos Helga Stevens y Mark Demesmaeker.

Más historia de España:

El 'expresident' les ha explicado que la historia de España, desde Felipe V a Felipe VI, está llena de suspensiones, golpes de Estado, encarcelaciones, exilios o persecuciones. "No hay que olvidar que el fascismo, ayudado por el nazismo, fusiló al presidente de la Generalitat Lluís Companys. No lo olvidaremos jamás", ha subrayado. También ha alertado de que "ese fascismo está hoy en día presente en las manifestaciones convocadas por el partido que gobierna en España".

Junto a Puigdemont, los grandes protagonistas del acto han sido los otros cuatro 'exconsellers' que comparten "exilio" en Bruselas a la espera de que un juez belga dictamine si deben ser extraditados a España en cumplimiento de la euroorden cursada por España y los 200 alcaldes catalanes. "Vuestra fuerza es nuestra fuerza. Somos el Gobierno legítimo de Catalunya y vamos a continuar", ha proclamado una emocionada Meritxell Serret. "El camino será más largo de lo que pensábamos pero continúa", ha añadido Toni Comín. "No nos rendiremos al miedo", ha concluido Clara Ponsatí.

Acceso al Parlamento Eutopeo condicionado.

Respecto a la campaña electoral desde Bélgica, Puigdemont podrá hacerla con total libertad y normalidad, pero hay un pequeño enclave de Bruselas al que tendrá restringida y limitada su entrada: la sede de la Eurocámara. "El Parlamento Europeo no puede prohibir la entrada de Puigdemont, pero entendemos que este necesita la autorización expresa del juez para hacerlo", han explicado fuentes de la Eurocámara.

La situación es que un cesado "President de la Generalitat" ignora dicho cese y se considera el "Gobierno legítimo", inicia su campaña desde un "presunto exilio", en el que se mantiene porque la "Justicia española está controlada por el Gobierno Español y no sería sometido a un juicio justo", intenta comprometer en su campaña a las autoridades e instituciones europeas,  en unos comicios autonómicos convocados por el gobierno "fascista" que él mismo intenta poner en evidencia desde Bélgica.