Log in

Juan Torres afirma sentir vergüenza de la deriva de Podemos

Audio de la entrevista.
Nunca había visto una gestión tan mala de una situación política, como la actual”. Así lo afirma el prestigioso economista

catedrático de economía aplicada de la Universidad de Sevilla, Juan Torres López, respecto a los actuales pactos de gobierno.

Reconoce Torres que la situación es muy complicada, pero se muestra crítico con la actitud que han tomado las organizaciones de izquierda. A la vista de los resultados electorales, Juan Torres entiende que la izquierda tenía ciertas opciones “sin embargo lo que he visto es una estrategia confusa, mucho teatro y falta de claridad y sinceridad”.

Entiende Torres que Podemos ha gestionado pésimamente todo el proceso de pactos. Porque ha estado cambiando constantemente de estrategias, que han desorientado a todos. Critica que inicialmente planteara unas posiciones inasumibles por el resto de partidos, luego habló de entrar en el Gobierno, pero los pasos que dieron fueron precisamente los contrarios, en un claro ejercicio de falta de coherencia. En unas ocasiones se habla de la renta básica  y en otras se obvia, incluso en una rueda de prensa Iglesias llega a decir que podría renunciar al liderazgo...  “Tú no puedes hacer una orquesta fuerte si el director cambia cada día la partitura” dice Juan Torres y añade que el “director de la orquesta” no puede estar haciendo cambios de acuerdo con dos o tres amigos, en clara alusión al equipo de dirección de Podemos.

Ante unos resultados electorales, en los que la izquierda claramente no obtuvo una mayoría social suficiente para gobernar, Juan Torres considera que  lo lógico hubiera sido tratar de conseguir las mejores posiciones posibles “porque es que todas las batallas no se pueden ganar, no se puede estar siempre en posiciones maximalistas,  creo que se trataba de llegar a la mejor posición posible”.

Sin embargo piensa el economista que la situación post electoral para la izquierda no era tan mala. Podemos e Izquierda Unida tenían un peso parlamentario importante, podían haber influido para ir ganado posiciones.

Pero lamenta que la mala gestión del grupo dirigente de Podemos desemboque en que no solo la izquierda no va a ganar esta batalla sino que va a salir de este proceso en las peores posiciones posibles: “nunca vi una gestión tan nefasta de una situación que a priori no era tan mala … ahora estamos a punto de que las elecciones se celebren nuevamente, que las gane el PP con mejores resultados y que con Ciudadanos obtengan una mayoría absoluta”.

Reconoce el economista que ante esta situación está desolado y que hace meses que no escribe artículos “porque al final me sentía predicando en el desierto”.

Afirma haber sentido vergüenza ajena de comportamientos y decisiones de algunas gentes de izquierdas “Personas -afirma- que han defendido nuevas formas de hacer política, pero que se han atrincherado en la bravuconería y la soberbia”.

En este sentido recuerda como varias organizaciones plantearon a Izquierda Unida la necesidad de confluir en frente amplio y Cayo Lara respondió “muy bien nuestra puerta está abierta para que entréis”...  y añade que similar papel ha asumido Podemos “Estos son peores -añade- porque cunado hemos ido te cierran la puerta”.

Si finalmente se celebran elecciones “va a ser terrible y lamentable” pues está seguro de que habrá una tremenda abstención, al tiempo que Podemos “se dará un batacazo” e Izquierda Unida subirá algo en votos. Además pone en duda que en los comicios de julio ambas formaciones concurran juntas porque Izquierda Unida arrastra una gran deuda, pero incluso si así fuera no vaticina un buen resultado de la izquierda”.

Juan Torres advierte de que todo esta confusión está creando un clima de frustración. Afirma que son bastantes los intelectuales, activistas, ciudadanos en general que sienten el mismo desasosiego, que podían haber aportado mucho a esta organización pero que no han encontrado interlocución “no se ha sabido crear la inteligencia colectiva, ha primado el personalismo” y lamenta que se haya hablado de nuevas maneras de hacer política, pero ha primado el personalismo.

“Hablamos de nuevas maneras y decide uno!” “¿dónde están los debates colectivos? ¿dónde ha quedado la fuerza y la ilusión?, se pregunta.
Y es que, para Torres, un gobierno de transformación mínima no se obtiene sólo con una mayoría electoral, ni con partidos políticos potentes, dirigentes inteligentes o atractivos... “es fundamental crear un clima de ilusión, camaradería y esperanza, que se transmita la alegría y el deseo de comerse el mundo con la gente”... Pero según advierte la realidad es totalmente contraria, pues esta no era la izquierda y el proceso de transformación que muchos soñaban “aquí la gente está cada día más apagada” -afirma-.

Empezar de nuevo

“La sensación es que nos han derrotado los nuestros” expresa. Y considera que ahora hay que tratar de animar, recomponer y explicar que así no se va a ningún sitio.
Juan Torres llama a empezar de nuevo a poner puntos básicos y empezar a generar proyectos, equipos e ilusión “lo bueno es que no estamos como al principio, hemos demostrado que se pueden dar cambios importantes”.