Log in

Hemos ganado una batalla, pero tenemos que ganar la guerra

Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias llama a la ciudadanía a movilizarse este sábado 5 de mayo, acudiendo a las manifestaciones que se celebran en numerosas ciudades y en particular en Santa Cruz de Tenerife, donde partirá a las 11:30 h. desde la Plaza Weyler hasta la Plaza de España.

Desde la Asociación plantean que el acuerdo entre el PNV y el PP, que deja temporalmente sin efecto las revalorizaciones anuales del 0,25% y la entrada en vigor del factor de sostenibilidad de las pensiones, no puede parar nuestras luchas.

Advierten asimismo de que los poderes económicos tienen en su agenda acabar –de aquí a unas décadas–  con el sistema público de pensiones y el frenazo que acaban de dar no significa que abandonen su proyecto. Sencillamente paran ahora para que el gobierno que los representa no sea castigado en las elecciones de 2019. Si el PP (o su recambio, Ciudadanos) siguen gobernando este país, volverán a rebajar las pensiones y a recortar la sanidad y los servicios sociales. El dinero que quieren quitarnos es un codiciado botín para el verdadero poder detrás del gobierno (el económico–financiero) y no van a renunciar a ello.

"Por eso nuestra asociación, y todos los y las pensionistas, no podemos volvernos a casa" y al contrario animan a seguir presentes en las calles día tras día, con más intensidad incluso que hasta ahora. "Hemos ganado una batalla, pero no la guerra. Han sido las luchas de estos últimos tiempos las que han frenado temporalmente la codicia de los poderosos, pero, para que no vuelvan a intentarlo, tenemos que ser constantes. Y muchos más cada vez".

En tal sentido, la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema público de Pensiones (de la que forma parte la Asociación canaria) ha convocado para este sábado día 5 de mayo manifestaciones en todo el Estado por unas pensiones dignas y suficientes para todas y todos los trabajadores.

Por eso hacen el llamamiento: "animen a sus vecinas y vecinos, a sus hijas e hijos, a sus nietas y nietos, a todas y todos los trabajadores que conozcan, porque unidos seremos más fuertes. Unidos podremos conseguir que el sistema público de pensiones se mantenga con prestaciones dignas y sea disfrutado por las generaciones venideras".