Log in

El concurso del gas estaba hecho a medida de Redexis

Entrevista en radio San Borondón

SB-Noticias.- Manuel Marrero, diputado por Podemos en el Parlamento de Canarias y miembro de la Asamblea Canaria contra el Gas, tras conocer que el TSJC ha anulado el decreto del Gobierno canario para distribuir el gas propanado en las islas, afirmó que esta sentencia pone en evidencia las chapuzas del Gobierno de Canarias a la hora de redactar unas cláusulas a la medida de sus “empresas amigas”.

Por otra parte, Marrero afirma que se trata de una “guerra entre piratas”, en referencia al denunciante, el grupo Disa, la empresa que  se quedó fuera de todas las adjudicaciones del Gobierno, que recayeron en Redexis excepto una para Gas Natural.

Señala Marrero que Disa había sido hasta ahora beneficiaria de adjudicaciones por parte del Gobierno de Canarias, pero que, tras la visita del Presidente Clavijo y su Consejero de Economía a Estados Unidos donde se entrevistaron con Goldman Sachs (la corporación responsable de la crisis económica mundial y dueña de la gasística Redexis) las tornas cambian y es evidente que los criterios del decreto para la distribución del gas en Canarias se adaptan para beneficiar a ésta última.

“No me meto tanto con los criterios de las grandes compañías, que sólo buscan sus beneficios sin importarles si perjudican a la ciudadanía y que al final se llevarán el dinero tanto si se instala el gas como si no”, afirma el parlamentario canario, que dirige su crítica al Gobierno de Coalición Canaria por no defender los intereses de la mayoría social sino que, una vez, más sus objetivos van dirigidos a defender los intereses de unos empresarios dispuestos a seguir esquilmando estas islas.

En todo caso Marrero está convencido de que esta lucha se va a ganar aunque cueste seguir denunciando ante los Tribunales.

Por otra parte, para el parlamentario de Podemos, el debate debe plantearse en la necesidad de cambio de modelo energético “Si tenemos sol, viento, mares, geotermia y eso es gratis ¿por qué vamos a permitir que haya compañías que coloquen sus aparatos y nos cobren por ello, cuando nosotros en casa podríamos ser autosuficientes?” y acaba reclamando al Gobierno que esa inversión innecesaria la utilice promoviendo ayudas y subvenciones a familias y cooperativas de consumo etc., para avanzar hacia la autosuficiencia energética, sin intermediarios externos.