Log in

Victoria Rosell dice que los ciudadanos merecen que Alba "no vuelva a vestir la toga"

La magistrada en servicios especiales y diputada de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, Victoria Rosell, ha considerado este viernes que los ciudadanos merecen que el juez Salvador Alba, suspendido actualmente de empleo y sueldo, "no vuelva a vestir la toga".

Rosell ha hecho estas declaraciones tras finalizar el juicio contra Alba por la grabación de una reunión que mantuvo con el empresario y presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, por un procedimiento abierto a éste por delitos contra la Seguridad Social y Hacienda, al tiempo que se expone si Rosell, al frente del juzgado que cursa dicho procedimiento, se tendría que haber abstenido al mantener Ramírez un acuerdo mercantil con su pareja, el periodista Carlos Sosa.

Rosell se ha mostrado convencida de que la Justicia estará "a la altura" del juez Alba, de quien dijo es una "excepción absoluta" en el Poder Judicial. "La ciudadanía merece que no vuelva a vestir la toga", matizó.

"Creo que cualquiera que oyera este jueves la grabación se le hiela el alma porque oír a un juez pactar de esta manera con un imputado a cambio de algo que perseguía, que era perjudicarme a mi, pues realmente te hace perder en un principio la confianza en las instituciones pero quiero reclamar que no sea así", dijo.

Cuestionada sobre que ha sido un 'juicio al revés', Rosell ha explicado que lo dijo en primer lugar la abogada de Podemos, Sandra Rodríguez, al hacer referencia a que era el 'mundo al revés' escuchar a un juez "comportarse como un delincuente".

"Y efectivamente la defensa --continuó-- cuando acusa a alguien de falsedad dice que lo que dijo era cierto cuando está en los documentos que es falso y sigue insistiendo en algo que se archivó por todos los organismos competentes porque poca salida tiene".

Asimismo, lamentó haber tenido que soportar que hayan hablado de ella quienes le hicieron "daño", e incluso que lo "nieguen". "Todavía tenemos algo que reflexionar sobre el proceso y las víctimas, pero esto no iba a ser una excepción y ha quedado absolutamente desprestigiado tanto su pericial como sus métodos bastante sucios de defensa", observó para resaltar que la verdad "prevalecerá".

BAILAR "CON LOS MÁS FEOS"

Al ser preguntada por su nueva etapa política, comentó que ha perdido tres años de su vida por estos asuntos aunque incidió en que precisamente esto demuestra que el problema no era la actividad política, sino haberse encontrado con "lo más sucio" de la política y de la adjudicatura cuando se toma una decisión.

Con todo, ha entendido que le tocó bailar "con los más feos" --con José Manuel Soria y con Salvador Alba-- y que ahora, tres años después, ha vuelto poniendo las cosas en su sitio, recordando que la ciudadanía le ha respaldado con dos diputados en el Congreso.

"Los riesgos de la actividad política no son tales si no hay gente tan sucia que te lleva al barro. La política tiene que ser digna y tenemos que dignificarla entre todos estando a la altura. El riesgo es que alguien que ocupa instituciones tan altas como un ministro y un juez puedan jugar a cometer delitos para cargarse a una rival política", concluyó.