Log in

El STEC-IC denuncia persecución de Educación a los empleados públicos con la privatización de los servicios de los centros educativos

Hace tan solo dos semanas, denunciábamos la privatización en dos centros escolares de Educación Especial de Gran Canaria, de la categoría de auxiliar educativo.

A ellos hay que añadir otro más, esta vez en la isla de Fuerteventura; el CEE de Puerto del Rosario va a contar entre su personal, con auxiliares educativos de la empresa privada, trasladando éstos a aulas enclave, a los empleados públicos que prestan sus servicios desde hace años en ese centro.

La Consejería de Educación justifica estos movimientos, culpando a la Dirección General de Función Pública de no dejarles ampliar el número de plazas y otros representantes de la administración educativa argumentan, que el alumnado que se va a escolarizar en el CEE, tienen problemas más graves y permanentes.

El STEC-INTERSINDICAL CANARIA, entiende que de ser cierta la prohibición de la ampliación presupuestaria, que la Consejería de Educación no ha sido contundente con Función pública en la exigencia del aumento de plazas de esta categoría profesional, máxime cuando la Ley de Presupuestos permite un margen para la contratación en centros escolares y en la atención a la dependencia y discapacidad. Hay que recordar que en noviembre de 2016 la Consejera comunicó que del total del presupuesto de Educación, destinaría medio millón de euros, al incremento de la partida destinada a la contratación de auxiliares educativos, entendemos por tanto que se refería a los pertenecientes en la empresa privada, puesto que en Canarias en treinta años, no se han creado más que cinco plazas. En la actualidad son 124 los auxiliares educativos pertenecientes a la Consejería y más de 210 los/las de Aeromédica Canaria (empresa concesionaria del servicio actualmente).

El pasado año finalizó el procedimiento de selección de personal de esta categoría laboral, con el fin de constituir Listas de reserva para la realización de sustituciones y cobertura de vacantes, creando falsas expectativas de trabajo, pues vemos cómo se sigue avanzando en las privatizaciones de la Educación Especial en Canarias, un sector que parece entender Coalición Canaria, no merecedora de un servicio de calidad.

Los/las empleados/as públicos con la categoría de auxiliares educativos, tienen una jornada diaria de 7:30 horas, sin embargo el/la contratado/a por la empresa privada lo es por 5 horas. No dispone de tiempo para la coordinación con el resto del equipo educativo, tampoco intervienen en la elaboración de los programas educativos, ni participa en la Formación en centros, ni en los cursos de perfeccionamiento profesional de la Consejería…por lo que sus funciones están circunscritas casi exclusivamente a las asistenciales en detrimento de las educativas.

Este sindicato seguirá insistiendo, en la necesidad de que los servicios que se prestan desde la Escuela Pública, lo sean a través de los/las empleados/as públicos y contrario siempre, a la política privatizadora desarrollada tanto por el PSOE como por el actual equipo de gobierno.