Log in

Salud

Salud

Lista de espera para reclamar la lista de espera

Cuando creías que la cosa no podría empeorar, se agrava. Todos los años a la sanidad pública canaria la colocan en ese triste ranking de el último lugar: las lista de espera más largas, el nivel de privatización mayor, el volumen de recortes tanto en personal sanitario como en materiales, “las externalizaciones”, y un montón de etcéteras.

  • Escrito por Toño Linares
  • Categoría: Salud
  • Visto: 330

Baltar, Carcedo, es necesaria, y posible, la financiación del Orkambi

Orkambi es el primer fármaco autorizado, desde hace más de tres años por la Agencia Europea del Medicamento y cuenta con una valoración positiva por parte de la Agencia Española del Medicamento (Aemps), desde julio de 2016, para el tratamiento de pacientes de al menos 12 años de edad o mayores, homocigotos para la mutación F508del causa de una parte de pacientes de Fibrosis Quística.

  • Escrito por Arturo Borges
  • Categoría: Salud
  • Visto: 518

¿Cómo se puede poner servicio médico en el aeropuerto Tenerife Norte?

Maria del Mar Julios, Senadora por CC en el 2015, afirmaba entonces que AENA incumple  las propuestas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), “que recomienda que existan profesionales médicos, sanitarios, ambulancias y consultas para atender tanto a pasajeros como a trabajadores y visitantes”. Según Julios, el criterio al que ha aludido alguna vez la empresa pública española por la que únicamente está obligada a mantener el servicio médico en aeropuertos con más de 8 millones de pasajeros al año, “es una decisión unilateral de AENA”. (Atcpress, 23 marzo de 2015)

  • Escrito por Pedro M. González Cánovas
  • Categoría: Salud
  • Visto: 495

La homeopatía es una opción médica que cura

Lo que me atrajo de esta práctica médica es fundamentalmente el carácter preventivo de los tratamientos homeopáticos. Considero que frente al abuso de corticoides y antibióticos, sobre todo en pacientes infantiles, es conocido que funciona y de ahí su éxito, por lo inocuo de sus medicamentos.

  • Escrito por Manuel de la Rosa
  • Categoría: Salud
  • Visto: 763

Nuestros pelones

EL BAR DE PEPE

Mi amiga Esther Ortiz, publicaba en las redes sociales:

  • Escrito por Joaquín Hernández
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1052

Gestación por sustitución y/o Maternidad subrogada (vientres de alquiler)

La humanidad desde las épocas más remotas, pese al decurso de los tiempos, no ha dejado de practicar el mismo actuar, salvo el cambio de, por razones obvias, los personajes, los modos y decorados, mas continúa representándose la misma trama.

  • Escrito por Juan Francisco Ramírez
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1848

La verdad sobre la sanidad en Canarias

La noticia corre con velocidad de vértigo por las redes sociales: “En la Residencia Sanitaria y Hospital Universitario de Canarias la Candelaria, los recortes han llegado a tal extremo que han tenido que suprimir las servilletas en las comidas, desayuno, almuerzo, merienda y cena, de los pacientes”.

  • Escrito por Joaquín Hernández
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1585

La criminal dominación colonial en Canarias:...

La criminal dominación colonial en Canarias: el genocidio continuado contra su población

EL digital español "elconfidencial.com", en un artículo publicado el día 20 de mayo de 2017, tomando como base estudios e informes científicos:http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-05-20/canarias..., revela  una serie de  hechos y causas de un criminal y lento exterminio, por envenenamiento, de su población.

  • Escrito por José Manuel Rivero
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1842

Mojón del Sur. Historia humillante ...

Mojón del Sur. Historia humillante para los pacientes

Paciente que tiene cita para consulta externa a las nueve de la mañana, se persona y entrega la correspondiente documentación a la enfermara, poco tiempo después ésta sale y le informa que su cita ha sido cancelada pasándola a otro día sin que se le haya comunicado previamente al paciente. El paciente pide explicaciones y pregunta el motivo de por qué no se le informó  de tal cancelación, la respuesta es que se desconoce la situación.

  • Escrito por Antonio Linares
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1771

La maldita “agua bendita”

He descubierto un estudio de la universidad de Viena, cuyos resultados son alarmantes. Éste data de 2015 y fue llevado a cabo por un equipo del Instituto de Higiene e Inmunología Aplicada de la Universidad citada. De los resultados se desprende que casi el 90% de las aguas benditas de Austria están peligrosamente contaminadas, donde se llegó a encontrar hasta 62 millones de bacterias por mililitro, siendo el foco más importante las pilas expuestas al público de las iglesias.

  • Escrito por Pedro M. González Cánovas
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1865

Marea Blanca de la Sanidad pública canaria

La semana pasada se desarrolló un acto público en la plaza de la Candelaria de Santa Cruz promovido por la Asociación de Defensa de la Sanidad Pública, que contó con unos 200 asistentes que escucharon a los profesionales de la salud opinar sobre la caótica situación sanitaria en Canarias. Dicho acto, autorizado por la Delegación del Gobierno previa solicitud por los organizadores, tuvo la presencia de la Policía Municipal que levantó un acta y promovió una denuncia, que puede acabar en multa,  argumentando que la reunión no contaba con los permisos necesarios.

  • Escrito por Carlos Garcia
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1979

La Marea Blanca puede ser decisiva

La Marea Blanca puede ser decisiva para cambiar el modelo de Sanidad

Continuamente se nos bombardea, desde los poderes económicos y su influencia tanto en los poderes públicos como en los medios de comunicación, acerca de la insostenibilidad del sistema sanitario público, abundando en datos que dejan constancia del enorme gasto sanitario y basando toda su estrategia en la reducción del mismo, los conocidos recortes, como una de las alternativas que derivan de su idea de insostenibilidad.

  • Escrito por Arturo Borges Álamo
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1899

Las listas de espera en la Sanidad Pública

Las listas de espera son un serio problema para la Sanidad Pública, problema que se ha agravado con los recortes, de manera que, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad la demora media en la lista de espera quirúrgica ha pasado de 67 días en 2009 a 89 en diciembre de 20015. En cuanto a consultas externas (según la misma fuente), la demora media también se ha incrementado desde 2009 pasando de 59 días a 68 en el mismo periodo.

Hay evidencia de que estas cifras que reflejan el promedio del Sistema Nacional de Salud, son muy diferentes según la comunidad autónoma, y que de manera incomprensible no son ofrecidas por el Ministerio desagregadas por CCAA.

Cuando abordamos las listas de espera en el sistema sanitario público hay que tener en cuenta que:

Las CCAA suelen tener sistemas de computo de las listas de espera distintas de manera que las comparaciones son dificultosas

Además la accesibilidad a los datos en las diferentes CCAA deja mucho que desear, en sus paginas web algunas CCAA ofrecen solo datos para toda la comunidad autónoma, otras solo por centros (lo que hace muy difícil tener el dato global de la comunidad autónoma) otras los fragmentan por indicaciones, especialidades, otras por tiempos de demora (menos de un mes, entre 30 y 60 días, etc),…, y otras simplemente no los ofrecen.
Por otro lado existen numerosas denuncias concretas sobre las manipulaciones y/o maquillajes de los datos oficiales mediante muchas técnicas bien conocidas (por ejemplo cuando un paciente sobrepasa mucho el tiempo deseable de demora se le pasa a “transitoriamente no programable” y pasados unos días se le vuelve a incluir empezando a contabilizar de nuevo en ese momento la demora).

Con estas limitaciones hemos realizado un revisión sistemática de las informaciones sobre listas de espera en las paginas web de todas las CCAA y hemos comprobado que existe información solo en 16 de ellas.

De los datos publicados se puede deducir que la demora media en la lista de espera quirúrgica oscila entre 46 y 183 días (en realidad entre 49 y 183 si solo incluimos a CCAA que oferten todos los servicios y no deriven algunos de ellos a otras comunidades autónomas), y la de consultas externas entre 25 y 69 (aunque este dato solo ha podido ser comprobado en 9 autonomías por lo que es menos representativo).

Estos datos constatan una gran diferencia en las demoras medias autonómicas, 3,73 veces más en la lista de espera quirúrgica, diferencias que también son muy importantes en algunos casos en los que aparecen demoras por especialidades (por ejemplo en neurocirugía van de 79 a 271 días).

Reflexiones y propuestas

El debate social y político de las listas de espera es una constante cuando se habla de la calidad y buena gestión de nuestro Sistema Sanitario Público. La inapropiada respuesta de los responsables políticos provoca en la ciudadanía y los pacientes que las sufren una creciente desconfianza en el Sistema Sanitario, con importantes consecuencias económicas y sociales, retrasos diagnósticos, inequidad en el acceso, bajas prolongadas, etc.

La realidad es tozuda y el continuo descontrol de las listas es un síntoma importante del deterioro consentido de nuestro sistema sanitario público. Las Listas de Espera reflejan una inadecuación entre la demanda de atención sanitaria y la oferta de servicios. Gestionarlas responsable y correctamente es la base de un Sistema Público de calidad. Hay múltiples factores que las condicionan y su abordaje es complejo, y se  requiere medidas para su análisis, priorización, asignación de recursos, etc. que comprometan al conjunto del Sistema Sanitario, incluyendo a pacientes y ciudadanos, etc., implicando a gestores y políticos, responsables y comprometidos con la Sanidad Pública.

La respuesta tradicional para las listas de Espera ha sido la de aumentar los recursos, incrementar el número de consultas, intervenciones quirúrgicas, etc., mediante la contratación de más personal en algunos casos, pero sobre todo mediante jornadas extraordinarias (peonadas) o derivación de pacientes a centros privados. Medidas que a veces tampoco son populares, así por ejemplo la mitad de los madrileños en lista de espera para recibir asistencia sanitaria rechazaron ser derivados a la privada, lo que demuestra su afecto al servicio público.

            Estas medidas además de discrecionales, costosas y poco eficientes, no resuelven el problema pues el aumento aislado de los recursos, los planes de choque, no son la solución.

En recientes informes de tribunales de cuentas de CCAA, que analizan los gastos de productividad por jornadas extraordinarias y la derivación a centros privados, concluían que, a pesar  del importante volumen de recursos económicos implicados, no constaba que se hubiera realizado el seguimiento de los programas extraordinarios aprobados ni que se evaluara conjuntamente el coste y la repercusión de la actividad extraordinaria realizada en las listas de espera.

Las conclusiones sobre derivación a centros privados también eran categóricas; afirmaban que no había una valoración previa de las alternativas y que los costes públicos son en general inferiores a las tarifas establecidas, y que pesar de la creencia generalizada de que lo público es más caro, no existe evidencia que sustente este hecho.

Actualmente como consecuencia de los recortes presupuestarios que afectan a la Sanidad Pública, no se realizan jornadas extraordinarias o se han reducido de manera muy importante, pero sí se sigue derivando a los centros privados, sin criterio y sin valorar la alternativa de realizarlo en el sistema público.

También es posible que en los últimos años se esté relajando la vigilancia sobre la dedicación exclusiva del personal y se esté produciendo una disminución constante de la actividad, sin que esto esté justificado por motivo de reducción de personal. El  problema afecta a toda la red de asistencia especializada, independientemente del servicio y hospital.

Para mejorar las Listas de Espera debe haber un cambio del modelo de gestión, incorporar medidas globales que mejoren el funcionamiento del sistema sanitario, hacer un riguroso análisis de la demanda y crear mecanismos abiertos para facilitar la participación en distintos niveles de decisión de profesionales sanitarios, gestores y las administraciones sanitaria

Concretamente, habría que exigir a nuestros responsables políticos y gestores sanitarios que desarrollaran un Plan Estratégico que garantizara la equidad y la racionalidad en las listas de espera, incluyendo:

1- Establecer prioridades, estándares y compromisos de espera
2- Protocolizar las indicaciones quirúrgicas y la situación del paciente dentro de las listas en función de su gravedad y repercusión sobre la salud
3- Adecuar y optimizar los recursos en base a las necesidades detectadas en cada territorio
4- Analizar las necesidades mediante un Sistema de Información homogéneo, accesible y comparable
5- Adecuar el número de camas, quirófanos y medios diagnósticos a la demanda
6- Mejorar la utilización intensiva de los recursos (como abrir quirófanos por la tarde)
7- Desarrollar la cirugía ambulatoria
8- Mejorar la comunicación entre Atención Primaria y Especializada, evitando duplicidades de pruebas y consultas. Conceder al médico de atención primaria, y al especialista hospitalario que indica el procedimiento, más influencia sobre listas de espera, porque priorizarán las listas no solo por el tiempo de espera, sino por la necesidad individual de cada paciente según criterios clínicos, la discapacidad y situación sociolaborables.
9- Incrementar la capacidad resolutiva de la Atención Primaria: facilitar el acceso a recursos diagnósticos. Establecer de forma precisa las indicaciones en el uso de las tecnologías diagnósticas y terapéuticas para cada proceso y evaluarlas. El uso indiscriminado de la tecnología agrava los tiempos de demora y genera grandes ineficiencias. Acordar protocolos entre las diferentes especialidades y niveles asistenciales.
10- Implicar a los profesionales en la mejora dándoles participación activa en la gestión e incentivos en función del logro de objetivos consensuados. Promover la responsabilidad de los profesionales en la gestión clínica (contratos de gestión, contratos programa, ec...), medidas actualmente ausentes precisamente cuando la crisis las hace más necesarias que nunca, de manera que cada vez hay mayor distanciamiento y desafección entre profesionales y gestores, perdiéndose la unidad en los objetivos comunes de política sanitaria.
11- Proponer que la administración sanitaria informe periódicamente a ciudadanos y a sus representantes (ayuntamientos, organizaciones vecinales y de usuarios, sindicatos, etc.), cada 6 meses sobre las personas en lista, tiempo de espera promedio, pacientes pendientes de intervención según causas, etc.
12- Desarrollar un sistema de evaluación y seguimiento con participación profesional y ciudadana.

Estas actuaciones se deben adoptar partiendo de un análisis global, evitando soluciones parciales, como incrementar simplemente la oferta, o las derivaciones a centros privados, mediante un compromiso claro y manifiesto para potenciar y defender el Sistema Sanitario Público, liderándolo con profesionalidad y responsabilidad, aunando criterios de universalidad, equidad y sostenibilidad..

Las listas de espera son un elemento clave que permite evaluar la calidad del conjunto del sistema sanitario y los servicios públicos implicados. No compartimos que, actualmente, con fuertes procesos de reforma, amparándose en la necesidad de reducir el gasto público, el creciente deterioro de las Listas de Espera sirva de coartada para justificar el recorte de las prestaciones del Sistema Sanitario Público y la introducción de criterios de privatización, y para favorecer los sistemas de aseguramiento privado.

Si, por el contrario, se implantan las medidas propuestas para mejorar el manejo de las listas de espera, nuestros responsables políticos y gestores contarían con la implicación y apoyo  de los profesionales y mejorará la confianza de la ciudadanía y de los pacientes.

 
Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

15 de Febrero de 2017

  • Escrito por Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
  • Categoría: Salud
  • Visto: 2091

Como envejecer sin perder la cabeza

Quien m​á​s y quien menos a partir de cierta edad, comienza a pensar en la jubilación, se pregunta si podrá vivir a partir de esa fecha con la pensión y en muchos casos organiza los ahorros para obtener rentas complementarias con la finalidad de afrontar los últimos años con mayor calidad de vida . Pero pocas son las personas que piensan en qué hacer para mantener la mente lúcida y la independencia necesaria para realizar las actividades de la vida diaria.

A partir de este momento hay que hablar de un concepto nuevo para muchos denominado reserva cognitiva, que incluye numerosas actividades que si se practican regularmente la aumentarán. Entendemos por reserva cognitiva la discrepancia entre el daño o lesión cerebral producido por una enfermedad (p.e. Enfermedad de Alzheimer) y la presentación clínica de signos y síntomas propios de dicha enfermedad. Depende entre otras de la capacidad o bagaje de estímulo y actividad intelectual acumulada con el paso de los años (oficio, alfabetización, bilingüismo...) y de las compensaciones en base a esta reserva que se realizan una vez comienza el daño.

¿Pero como actúa la reserva cognitiva? Influye en el mantenimiento de la memoria y la capacidad de ser independiente tanto física como mentalmente la mayor cantidad de años posible. Metafóricamente hablando, se podría decir que al “cultivar” mayor número de neuronas y conexiones entre ellas , mayor daño es necesario que avance para que se “note” la enfermedad.

Pensemos que a una persona le afecta la denominada y conocida por terrible enfermedad de Alzheimer. Si tuviese escasa reserva cognitiva, esta persona a los pocos años de iniciar el daño cerebral comenzaría a presentar síntomas y signos de la enfermedad. En cambio si su reserva fuese amplia, imaginemos que fuese un ajedrecista o un comerciante, los síntomas del Alzheimer podrían aparecer años más tarde. Piensen e imaginen, una enfermedad devastadora tanto para el paciente como para sus familiares, que esta presente y no se manifiesta tan apenas durante años. Es como si no tuviese la enfermedad. Algo que ni los fármacos pueden conseguir a día de hoy...

¿Qué podemos hacer para incrementar esta medida preventiva?. Pues pensemos en las actividades que en la actualidad realizamos y las que podríamos añadir a nuestra forma de vida. Principalmente estimulación intelectual. Está demostrado que leer, tocar un instrumento, hablar un idioma distinto al materno, llevar la contabilidad de una comunidad, el voluntariado en O.N.G., ver con interés ciertos programas de televisión, jugar a las cartas, ajedrez, dominó o parchís entre otras actividades que podemos imaginar  aumentan la reserva cognitiva.

Fíjense en algo tan sencillo como caminar, imaginen que caminando vemos un coche, pues en décimas de segundo nuestro cerebro determina el color, por discriminación automática con otros colores, el tamaño, la marca y el modelo, el numero de personas que viajan en su interior, su edad y sexo, si las conocemos; incluso haciendo otras apreciaciones subjetivas nuestro pensamiento las podría calificar por su aspecto como agradable o tenebroso. Realizar este proceso de forma consciente y explicita, algo tan cotidiano puede convertirse en un entrenamiento cognitivo magnífico.

Sería conveniente que desde que somos adultos pensáramos en incrementar nuestras actividades tanto desde el punto de vista profesional como lúdico, pues sabemos gracias a técnicas de neuroimagen que la enfermedad neurodegenerativa se manifiesta bastante más tarde en personas que han tenido gran actividad mental durante su trayectoria vital.

Carlos Lázaro Roldán (*) ASSOPRESS
​(*) Médico de Familia. Geriatra.​

                                                    

  • Escrito por Carlos Lázaro Roldán
  • Categoría: Salud
  • Visto: 2063