Log in

Izquierda Socialista - PSOE - de Canarias, la gran olvidada

  • Published in Política

Izquierda Socialista en Canarias se empezó a gestar desde el primer congreso regional celebrado en Gran Canaria en la primavera de 1977.

La configuración del Comité Regional, nos posibilitó conocernos y mediante la sintonía en nuestras intervenciones, constituimos el ala izquierda que dialécticamente con mucho respeto y cordialidad nos enfrentábamos a nuestros compañeros socialdemócratas. Fue una etapa apasionante y enriquecedora por mediación de los debates que producíamos. Nuestros criterios divergentes nunca fueron causa de menoscabo y menos ruptura del compañerismo y la amistad entre nosotros.

También como ala izquierda jugamos un gran papel en 1978, cuando para integrar a los afiliados del PSP (Partido Socialista Popular), de Enrique Tierno Galván, asistimos coordinadamente como delegados al congreso extraordinario, celebrado en Bajamar (Tenerife), que tenia un solo punto en el orden del día: organización y estatutos. Logramos cambiarle el nombre del partido, que hasta ese entonces se llamaba: Federación Socialista Canaria del PSOE, por el de Partido Socialista Canario –PSOE-. A imagen y semejanza de los compañeros catalanes, aprobamos dotarnos con grupo parlamentario propio.

Sin embargo, esta resolución que habíamos mayoritariamente adoptado, no la aceptó la Ejecutiva Federal y quedó sin llevarse a efecto. Con toda probabilidad fue un error y es qué, desde ese entonces, hemos tenido que soportar a unos “nacionalistas canarios” de pacotilla, que aún siendo muy minoritarios, han venido arrogándose la representación de todos los habitantes del archipiélago.

En 1980 estando al frente quien era nuestro principal referente el malogrado, integro y ejemplar socialista Luís Gómez Llorente, se fundó Izquierda Socialista, única corriente de opinión reconocida en el PSOE. Canarias con la experiencia acumulada, formó parte como cofundadora y sobre la marcha empezamos a organizarnos, para como originariamente pretendíamos, crear y potenciar un ala izquierda dentro del Partido Socialista.

Los primeros años desplegamos mucha actividad, que nos granjeó el reconocimiento y apoyo de gran parte de la militancia, hasta el punto que ya en 1981, éramos mayoría incluso con comisiones ejecutivas, en muchas de las agrupaciones locales del archipiélago, incluidas las de los municipios más importantes. Igualmente teníamos gran representación en los comités insulares y el regional. A través de éste, fuimos determinantes para rechazar la implantación “por la puerta trasera” del modelo autonómico mediante el articulo 143 de la Constitución que pretendía imponer la Ejecutiva Regional y se tuvo que dirimir y solucionar en un congreso extraordinario, en el que se aprobó que nuestro Estatuto de Autonomía contemplara nuestras especificidades de insularidad y lejanía, en tal sentido se hizo, mediante la ley orgánica 10/1982 del 10 de agosto, acompañada con la 11/1982 LOTRACA (Ley Orgánica de Transferencias Complementarias a Canarias).

Creamos a principio de 1982 el Grupo Sectorial de Salud de Gran Canaria y estaba compuesto muy mayoritariamente, por militantes adscritos a Izquierda Socialista y desde el mismo, redactamos el programa electoral de sanidad, para las elecciones generales de octubre de 1982. Muchos de sus componentes pasaron a formar parte del equipo del admirado y malogrado ministro Ernest Lluch

Desplegábamos en aquel entonces una gran actividad, pero cuando más y mejor se comprobó nuestro arraigo e implantación, fue en el IV Congreso Regional celebrado en Tenerife en 1986. Acudimos con prácticamente el 50% de los delegados, como se demostró en las votaciones para elegir a los miembros del Comité Regional y Federal, en las que obtuvimos el 48% y 52% respectivamente.

Fue en ese mismo año cuando se produjo el referéndum de la OTAN y nos involucramos plenamente, manifestándonos en contra de pertenecer a este bloque militar. Eran nuestras convicciones y no estábamos dispuestos a hacer dejación de las mismas, quedando patente en todas nuestras actuaciones. Por eso, no fue de extrañar que en una asamblea celebrada en la Facultad de Humanidades de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en 1985, muy concurrida con partidos políticos de izquierda, sindicatos de clase, asociaciones de vecinos y los movimientos: pacifista, feminista y ecologista, se propusiera y fuera elegido como coordinador y portavoz, el militante de Izquierda Socialista Gregorio García Ferriz.

Era él quien encabezaba las manifestaciones, flanqueado por dirigentes de otras organizaciones. Canarias fue la única comunidad que voto en contra de la entrada de España en la OTAN y no podríamos decir, hasta que punto el papel que jugamos de oposición tuvo influencia en el resultado. Pero lo cierto es que nuestros esfuerzos y compromisos, se notaba mucho en los actos y eran ampliamente comentados y reproducidos por los medios de comunicación. Era muy impactante ver a militantes del PSOE como nosotros, manifestándonos y haciendo campaña en contra de la línea oficial de nuestro Partido.

Mantuvimos nuestra gran implantación hasta 1988, cuando faltando al legado de Luís Gómez Llorente, empezó la deriva y degradación hasta la irrelevancia actual de Izquierda Socialista, creando sus propios aparatos a todos los niveles territoriales y pasar éstos, a ser apéndices de los oficialistas. Eso produjo gran decepción y el abandono de muchos compañeros. De los primeros en diciembre del referido 1988, el entrañable y malogrado compañero Ramón Álvarez Braun, que era el coordinador en Tenerife. También lo hizo el igualmente querido y malogrado Carmelo Padrón. Ambos formaban parte del Comité Federal, órgano máximo entre congresos. Hasta que fallecieron el 19 de agosto de 2012 y 14 diciembre de 2017 respectivamente, se les siguió relacionando con Izquierda Socialista.

Lo mismo ocurre conmigo, que habiendo sido coordinador por Gran Canaria, abandoné I.S. en enero de 1989. En el transcurso de todo este tiempo, han sido innumerables y de mucha importancia las acciones y gestiones que hemos realizado, todas analizadas y relacionadas en clave de Izquierda Socialista.

Por eso, no se comprende el olvido al que se ha sometido a Izquierda Socialista de Canarias. Como por ejemplo no vernos prácticamente reflejados en el interesante libro: ”Peleando a la contra. Una historia de Izquierda Socialista, 1976-1997”. Del autor e historiador Guillermo León Cáceres. La información que para su redacción le facilitaron, contempla muy extensamente la implantación y el desarrollo de I.S. en otros territorios, sin embargo, no así en Canarias, que fue con gran diferencia donde tuvo un mayor arraigo y actividad.

Antonio Aguado Suárez