Log in

Yo me largo...

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Me tiene hasta los huevos el latiguillo de los niños del puto Colegio de San Ildefonso, la cantinela con la que cantan los números premiados en la lotería de navidad me pone de los nervios. Cada año igual, llega el 22 de diciembre y dale… 4 ó 5 horas con la misma musiquilla.

En el taxi, en el súper, en el kiosco, en el bar, todo el mundo escuchando la retransmisión del puto sorteo.

Claro que cada uno habla de la feria según le ha ido en ella, y yo acabo de tirar a la basura 280 euros de vellón que mejor me hubiera salido comprar un buen jamón serrano bellotero.

Pepe está “gafao”. Otra vez que compro lotería en el Bar de Pepe y otra vez que la palmo, vamos que ni el reintegro, lo que me sirve para “vacilarme un buen vacilón” a su costa.

Antonio, “el picoleto” jubilado, está contento contemplando en la tele canal Intereconomía como los mossos d´squadra, anti pueblo, dan caña a los manifestantes en contra de los “kale barroka” catalanes, Antonio se ríe con saña diciendo:
-¡¡Estos chavales son la leche!! Así se reparte leña, ni lo grises ni nosotros dábamos tantos palos y tan bien dados…y con una risotada termina la frase echando un sonoro eructo provocado por la caña de cerveza.

Siempre me mantengo al margen de los comentarios del Sargento de la Guardia Civil retirado, me da la impresión que cada comentario fascista que hace lo dice mirándome, como desafiándome. Yo pienso, “este gilipollas no sabe que yo estoy de uniformes hasta la polla, desde que nací viendo el uniforme gris y los leguis de mi padre, a los que me toco sacar el brillo más de una vez para que desfilara delante de otro gran hijo de puta de la madre patria, Francisco Franco Caudillo de España por la Gracia de Dios. Así que me lo tomo como quien no ha oído la cosa y sigo leyendo La Opinión de Tenerife que está, como es de suponer, liada con el tema de la suerte y el sorteo.
-Pues yo a las feministas esas sí que les daba una buena patada en el coño… (Bramó de nuevo el picoleto cabrón, que además presume de haber hecho la mili en el tercio S. Juan de Austria de la legión española)
Esta vez no me he podido aguantar y con mirada de doberman asesino me dirijo a él cuando siento la voz de Pepe a mis espaldas
-A tu hija o a tu mujer, Antonio, ¿a quién de ellas? (Pepe también presume de su pasado legionario y no les asustan los tatuajes de yugos y flechas o la V del Vítor franquista)

El picoleto, conociendo como se las gasta Pepe, prefiere no darse por aludido y dejando un euro en el mostrador sale del bar, diciendo ·comunistas…”

Las leyes que promulgó el Gobierno de Rajoy y sus secuaces han dejado sus secuelas entre los españoles, nos  han dividido hasta tal punto que  el nacimiento de VOX no ha sido una mera coincidencia.
 
  Dispersar contunde mente cualquier protesta a favor de las hordas “ secesionistas marxistas, leninistas organizadas por sublevados y clandestinos grupos o células anti sistemas democráticos europeos” (que quiere decir, aporrea, da patadas, balas de goma y si ves que, aun así, no puedes, utiliza todo los medios que dispones para acabar con esa conspiración judeó masónica terrorista: llámese; niños, mayores, mujeres, jóvenes o viejos todos anarquistas muy peligrosos) Estas son las ordenes recibidas por los cuerpos de seguridad españoles.

Estos hombres, perfectamente adiestrados para dar palos a toda clase de personas reciben una instrucción específica para su cometido. Primero es pasar un supuesto test de aptitud (se trata de un formulario de supuestas preguntas, algunas como estás: ¿estarías dispuesto a actuar, con todos los medios disponibles, si se trata de tus amigos, o tus familiares más allegados en una manifestación? Normalmente no debe acceder al grupo de anti disturbios aquel que contesta un NO rotundo; si no eres capaz de golpear a tus abuelos, a tus padres e incluso a tu mujer e hijos no sirves para aporrear a otros abuelos, discapacitados, niños o jóvenes. Ya se sabe, la consigna de la antigua unidad de los grises era: “Vista larga, paso corto y mala leche”, la de los azules supongo será esta, al mejor estilo de la vieja guardia: ¡¡Por Dios, por la Patria y por el Rey!!

Y el “pueblo soberano” solo sirve para cada cuatro años volver a votar a los mismos…
 
Salgo del Bar de Pepe con medio colocón de JW etiqueta negra y decido ir a Los Troncos a tomar una ración de gueldes recién fritos con otro taponazo… la vida sigue pero como en el 2019 salgan otra vez los mismos, prometo tomar el whisky en Santo Domingo y que se quede con los niños de San Ildefonso, la puta cancioncita del tambolirero de Raphael del anuncio del sorteo, y el gordo de navidad y de Felipe VI y su séquito.