Log in

Freno a la reivindicación de la República

  • Published in Política

Juventudes Socialistas presentó en el 39 Congreso Federal del PSOE la siguiente enmienda: "el proyecto de futuro para España es avanzar hacía la Tercera República.

Una sociedad libre, justa, donde todos los ciudadanos sean iguales ante la ley, y donde todos tengan los mismos derechos, pasa por un proyecto republicano para nuestro país. Por lo tanto, los socialistas trabajaremos políticamente para alcanzar la tercera República Española como un proyecto plural, democrático, social y ciudadano. Para ello, proponemos un referéndum donde el pueblo español pueda decidir su forma de Estado". En la Comisión Política donde se debatió, obtuvo el apoyo de los delegados con 98 votos a favor y 69 en contra, en consecuencia, debía formar parte de las resoluciones del congreso.

Pero para los nuevos dirigentes del PSOE igual que de un tiempo para acá los anteriores, eso era pedir demasiado al no estar desde posiciones históricas y consustanciales con el que debería ser el ideario socialista por ésta justa reivindicación y con arreglo a sus criterios, tamaño despropósito no podía prosperar y que saliera a la luz pública, “por el daño que a nuestra imagen nos podría ocasionar”.

De cualquier forma había que abortar “tamaña irresponsabilidad” de unos “jóvenes insensatos” y a ello se dedicaron durante más de dos horas, “a tratar de convencerles” de la oportunidad para que retiraran la referida enmienda, tres personas del entorno más próximo a Pedro Sánchez: Adriana Lastra, José Luís Ávalos y la exministra Carmen Calvo. Mientras tanto el congreso estuvo  durante todo ese tiempo prácticamente paralizado y a expensas del resultado de esa tensa “negociación”. Nos podemos imaginar la presión   a la que fue sometida la delegación de Juventudes Socialistas, hasta el punto de no quedarles más remedio que someterse a los designios, de “quienes realmente saben y defienden más y mejor que nadie los intereses del PSOE”.  

Para lograr la retirada de la enmienda a los mencionados dirigentes, no les importó el fondo ni las formas y en ese sentido, para salir de la situación tan comprometida que se había producido,  decidieron aprobar un nuevo texto descafeinado y genérico hibrido del ya oficialmente aprobado, donde sólo se contempla los “valores republicanos” del Partido Socialista y su apuesta por un Estado federal. Lo peor ha sido las formas, una autentica chapuza fraudulenta y es que la enmienda al ser aprobada en comisión, tenía que hacerse constar y haberse incluido dentro del conjunto de resoluciones.   

Esta concretamente (como todas) al aprobarse en comisión, deja de ser “propiedad” de quien o quienes la presentan, en éste caso Juventudes Socialistas y pasa a ser del conjunto de la comisión con sus correspondientes delegados. El reglamento de congresos del PSOE, incluso contempla que toda enmienda que consiga el respaldo de más del veinte por ciento en las comisiones, deberán remitirse al pleno y si procede serán susceptibles de ser aprobadas o continuar siendo rechazadas.

El giro a la izquierda no es cuestión de pregonarlo y si de practicarlo y ésta fue una excelente ocasión para hacerlo, pero lamentablemente y lo más probable debido a que sus convicciones no sean esas,  la nueva ejecutiva del PSOE rechazó la oportunidad de reivindicar la República como modelo de Estado. Al mismo tiempo que podíamos haber recuperado éste valor que tanto nos identificaba y que hemos perdido y por el que muchos miles de compañeros y compañeras, arriesgaron e incluso perdieron sus vidas y en consecuencia, se pudo aprovechar para recordarles y manifestar que han sido como socialistas y republicanos nuestros principales referentes. No me explico la falta de reflejos de todas las delegadas y delegados presentes, fundamentalmente quienes estaban en la comisión política donde se presentó y aprobó la enmienda, que permitieron que ésta como mínimo anomalía ocurriera.

No se trata de pedir y menos aun exigir la Tercera República de hoy para mañana, pero si era obligación moral e ideológica que el 39 Congreso Federal, aprobara una resolución en esa dirección y que fuera referente y legado, para tener en consideración en el momento oportuno, que ineludiblemente con sosiego lo debe reivindicar el Pueblo Español, mediante un debate constructivo y sereno que lleve a su consulta en referéndum, acerca del modelo de Estado que deseamos.