Log in

La Asamblea de Podemos Canarias de junio de 2017 y las expectativas de futuro

  • Published in Política

A los pocos días de finalizar la II Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos, conocida como Vista Alegre II, se inició un proceso de debate entre muchos adscritos de Podemos Canarias, primero en Tenerife e inmediatamente después en Gran Canaria, con repercusión en otras islas.

Grupos de adscritos convocaron asambleas para debatir propuestas, elaborar documentos y construir una candidatura representativa del conjunto de participantes en la actividad de Podemos. Desde el primer momento, se pidió a la dirección de Podemos Canarias que aprobase un reglamento y un calendario para la Asamblea.

Las asambleas decidieron elaborar y aprobar documentos político, organizativo y de igualdad, asumiendo las conclusiones de Vista Alegre II y su documento ético.

El contexto de estos debates estaba marcado por Vista Alegre II, de una parte, y de otra, por la experiencia de la actividad de Podemos Canarias, marcada por su continua progresión electoral desde las elecciones europeas de mayo de 2014 hasta las generales de diciembre de 2015. A la vez, en el plano interno, las decisiones organizativas tomadas en Vista Alegre I, dieron lugar a la construcción de direcciones por encima del control y participación de los círculos y al vaciamiento de competencias de los mismos. Una organización vertical, una “máquina de guerra electoral”, en la que, supuestamente todas las decisiones se tomaban desde la Secretaría General y la de Organización estatales.

Esta dirección, en Canarias, presentada, como en todas partes con la marca Claro Que Podemos, estaba formada, fundamentalmente por dos grupos: el procedente de Canarias por la Izquierda y Si Se Puede, aliado posteriormente con Acción en Red, de Gran Canaria.
 La pugna por el control organizativo entre ambas corrientes, a partir de las elecciones autonómicas de 2015, dio lugar a enfrentamientos públicos, aireados por los medios de comunicación. A partir de septiembre de 2016 se producen dimisiones en bloque en Consejos Insulares y Autonómicos, a la vez que SSP airea su proceso de construcción más allá de Tenerife, con el objetivo de ser el eje de construcción de una “marea canaria”.

De otro lado, se expulsa a representantes públicos en el Cabildo de Gran Canaria y en La Palma, por el incumplimiento  de de decisiones orgánicas.

Superar esta confrontación, construir un Podemos democrático, horizontal, para esta nueva fase, que sea una herramienta para las luchas sociales y reivindicativas, a la vez que un referente electoral, era y es el objetivo de las asambleas de Gran Canaria y Tenerife.

Por eso, desde finales de febrero, durante el mes de marzo y parte de abril, se discutieron y consensuaron los documentos, en un proceso que jamás se había dado en Canarias. Se eligieron, isla a isla, las candidaturas que defenderían los documentos, y se decidió apoyar la candidatura a Secretaría General de Noemí Santana Perera, diputada y portavoz de Podemos en el Parlamento de Canarias. Noemí y Alberto Rodríguez, diputado en el Congreso por Tenerife, han sido los únicos candidatos que han sometido su propuesta a la decisión de las asambleas. Alberto, finalmente retiró su candidatura tras comprobar la imposibilidad de llegar a acuerdos entre quienes habían apoyado los documentos mayoritarios en Vista Alegre II y tenían representación en el Consejo Ciudadano Estatal.

Noemí, con una firmeza que la honra, ha mantenido su compromiso de defender los documentos aprobados y encabezar la candidatura elegida.

La candidatura “Lo mejor está por venir”, se presenta para ganar; se presenta para cambiar la estructura organizativa y democratizar por completo el funcionamiento de asambleas y órganos de dirección ; para construir un Podemos abierto a los movimientos, respetuoso con su autonomía; para confrontarse con quienes están empeñados en hacer de Canarias un paraíso fiscal para multinacionales neocoloniales, ofreciendo no solo bajísima fiscalidad, sino condiciones de trabajo en las que el derecho a la negociación colectiva, a la estabilidad en el empleo, a salarios dignos, no existirían.

 El proyecto de Ley del Suelo, que convierte prácticamente todo el territorio en suelo  a disposición de la especulación forma parte de los planes de desregulación para facilitar la inversión y la evasión fiscal. La “constitucionalización” del REF, de los privilegios fiscales, es otra de las medidas que quieren aprobar.

Frente a esa gente, contra sus planes, construiremos un Podemos integrador, en el que todas las voces sean escuchadas, donde todas sean de compañeras y compañeros que aportan, enriquecen el debate y contribuyen a construir nuestras propuestas. Los enemigos de Podemos están fuera. Son quienes arrebatan derechos, quienes nos desposeen de servicios, quienes aprueban reformas laborales y de pensiones, o leyes represivas para impedir las protestas legítimas.

Ese Podemos será la herramienta de la mayoría social.

Domingo Méndez Rodríguez, candidato al Consejo Ciudadano Autonómico por “Lo mejor está por venir”. Adscrito a Podemos desde la creación del primer círculo en Tenerife. Miembro de Anticapitalistas Canarias.