Log in

FSC-CCOO desconfía de que el Gobierno cumpla el acuerdo de cesar la privatización de los comedores escolares

  • Published in Educación

Auguran un comienzo de curso “calentito”

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias mostró este viernes su desconfianza en que el Gobierno canario se plantee respetar los términos de la recién aprobada proposición no de ley que le insta a cesar en la privatización de los comedores escolares.

A juicio de la organización sindical, lo que pretende el Ejecutivo es “arreglar algunas cocinas para que la empresa privada pueda mejorar el negocio y recurrir a comidas semi preparadas para dar la apariencia de que se cocina y prepara como fresca y al momento”.

Así lo deducen de la reunión mantenida el pasado 27 de julio entre la Consejería de Educación y las organizaciones sindicales, reunión en la que la Consejería se limitó a pedir propuestas y aportaciones al nuevo plan de comedores escolares, “pero no hemos visto ninguna intención en cuanto a compromisos o plazos para detener y revertir de forma paulatina la privatización de la gestión de los comedores escolares y fomentar la gestión directa”, afirma el sindicato.
Por el contrario, además de las privatizaciones que han motivado múltiples concentraciones, una huelga, la implicación de múltiples ayuntamientos, casi 30.000 firmas presentadas en el Parlamento y una PNL aprobada por mayoría absoluta, incluida Coalición Canaria,  ahora “nos informan que los cuatro nuevos centros que abren el próximo curso tendrán comedores totalmente privados”.

La Consejería argumenta que no se cuenta con suficiente personal, “pero lo cierto es que de las 30  trabajadoras con contrato a tiempo parcial, solo la mitad han podido ser recolocadas y ni siquiera se ha respetado el orden de antigüedad. Al resto les espera un brutal periplo por toda la isla para ser usadas como refuerzos y así ahorrarse el coste de las sustituciones”.

Se trata de un “despropósito”  al que se unen, según el sindicato, otras organizaciones sindicales que “han abandonado su compromiso, tanto  con el empleo público como social en defensa de los comedores de gestión directa y de calidad”.
FSC-CCOO no tiene ninguna razón que ofrecer “tanto a la sociedad como a las y los empleados públicos para abandonar las movilizaciones”. Por ese motivo auguran un comienzo de curso “calentito”.