Advertisement
 

| DESARROLLO | MEDIO AMBIENTE | SALUD | POLITICA | ENERGÍA | EDUCACIÓN | POLÍTICA SOCIAL | CULTURA | MEDIOS |
 
Inicio arrow CULTURA arrow ¡Un poquito de querer!
¡Un poquito de querer! Imprimir E-Mail
viernes, 03 de agosto de 2012
José Luis Hernández 
 
ImageAgosto entró en La Gomera con mucho calor y con la angustia que la crisis sistémica del capitalismo pretende asentar en nuestras vidas, pero también con  un vendaval de solidaridad que nos trajo la “cruzada contra el piche” encabezada por Toño Jiménez, “El Fruti”, un mahorero auténtico que dejo por unas semanas la agricultura ecológica y la tranquilidad que le brinda Ajuy, un paraje entrañable  del oeste de Fuerteventura, para embarcarse en una travesía preñada de ilusiones y de esperanzas.
“El Fruti” es un hombre de mirada tierna y profunda, barba poblada y piel curtida por la maresía y la blandura mahorera, de pocas palabras, mucha acción y profunda sabiduría. Huye del tumulto de las masas y del protagonismo estéril. La verborrea y el aparentar no  están entre sus haberes, pero sabe que en los momentos críticos  hay que hacer lo que hay que hacer y es ahí donde se muestra la verdadera valía y la integridad de las personas.

Con los deshechos (?)  que  la mar y los navegantes varan en nuestras costas, construyó La Pardela Cenicienta, un rudimentario trimarán que movía el viento, las mareas y la enorme fuerza de voluntad de un rebelde que sabe que “con un granito de arena y con otro, se hace un desierto”. Con esos mimbres, después de haber partido de La Graciosa y pasando por Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife,  arribó a nuestra Isla, procedente de La Palma y con destino final en El Hierro,  para traernos un mensaje cargado de futuro y que es muy simple: es mentira que tengamos que resignarnos.

“El Fruti”, por lo que dan  las celadas de la vida, también sabe que si la mar es capaz de devolver en las costas de Gran Canaria el cuerpo de un amigo arrebatado en las de Fuerteventura, nada detendrá una marea negra provocada por un derrame en una de las plataformas que Repsol y la sinrazón de un gobierno sordo quieren imponernos. Un accidente de este tipo volvería a demostrar que nuestro mar, más que separarnos, nos une profundamente. Por tanto hay que actuar y activar la solidaridad y la movilización de todos los canarios y canarias para salvar nuestro medio, que es lo mismo que decir nuestro futuro.

No estoy descubriendo nada nuevo si digo que corren malos tiempos para el idealismo, mucho más con las acciones poderosas que cada día despliegan quienes pretenden implantar el miedo y la resignación en cada uno de nosotros, haciéndonos responsables de sus crisis. Sin embargo, “El Fruti”, Izazkun, Zuleyma y Asun (tres muchachas mahoreras que formaban el equipo de apoyo de “la cruzada contra el piche”), con su  generoso ejemplo, en tan solo una jornada de paso por esta Isla, consiguieron hacernos ver a los gomeros y gomeras que para hacer posible los sueños grandes nos hace falta ¡“un poquito de querer”! y que ¡sí hay alternativas y esperanza!

 
< Anterior   Siguiente >
 
R. San Borondón
Programación
Frecuencias
Emisión por Internet
Fonoteca
Sala S. Borondón
Actividades
Cinemateca
Programación
Publicidad
Humor
LA VIÑETA LA VIÑETA
NOTICIAS Sin Confirmar
Encuestas
¿Qué opinas sobre la designación de Miguel Zerolo como Senador Autonómico?
 
Lo más leído
SERVICIO RSS