| DESARROLLO | MEDIO AMBIENTE | SALUD | POLITICA | ENERGÍA | EDUCACIÓN | POLÍTICA SOCIAL | CULTURA | MEDIOS |
 
 
Inicio arrow Noticias arrow Educación arrow María de los Ángeles Llorente (MRP Valencia): “El tiempo para la reflexión y el debate en las escuelas está secuestrado por el sistema capitalista para crear sujetos pasivos y moldeables”
María de los Ángeles Llorente (MRP Valencia): “El tiempo para la reflexión y el debate en las escuelas está secuestrado por el sistema capitalista para crear sujetos pasivos y moldeables” Imprimir E-Mail
martes, 03 de julio de 2012

Afirma que lo normal es que no empezara una clase hoy en día sin dedicar un tiempo a la lectura de las principales noticias de los periódicos

ImageImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- María de los Ángeles Llorente, miembro del Movimiento de Renovación Pedagógica del País Valenciá, encargada de realizar la conferencia inaugural de la XXI Escuela de Verano de Canarias que se celebra hasta el próximo viernes en La Laguna, analizó de este modo en el programa La Trapera de Radio San Borondón la situación en la que se encuentra la Educación pública en España como consecuencia de la deriva neoliberal que ha ido acabando en las últimas décadas con el objetivo primordial de la educación, educar para la emancipación de las personas.

María de los Ángeles Llorente dijo que muchas veces, sin darse cuenta, en la dinámica y en la rutina de las aulas, si uno no se para a pensarlo, lo que se está haciendo es reproducir la dinámica de las desigualdades sociales a través de una Educación para el mercado, como pretende que sea el propio sistema capitalista para perpetuarse, de manera que se hace necesario que los docentes adquieran nuevamente el compromiso de educar para la emancipación de las personas.

En este sentido, indica que los docentes tienen cada día delante suyo a un gran grupo de niños que tienen derecho a que se les enseñe primero a entenderse a ellos mismos, después a relacionarse en condiciones de igualdad con los demás y a respetarlos, pero también a entender el mundo en el que viven para poder intervenir en ellos y transformarlos, lo que ocurre es que desgraciadamente formamos parte de sistemas fuertemente académicos y rutinarios, en los que no hay espacio para la reflexión y para el análisis.

Desde su punto de vista, la cultura de la calle sigue sin poder entrar en las aulas, cuando entiende que lo normal es que no empezara una clase hoy en día sin dedicar un tiempo a la lectura de las principales noticias de los periódicos, no en vano la realidad que en ellos se narra es la que viven los niños y sus familias, como por ejemplo ocurre con el problema social de los desahucios, que afecta cada vez a mayor cantidad de estudiantes, por lo que ese y otros temas importantes hoy en día tienen que ser abordados en las clases.

Otro punto clave a reforzar es hablar cada vez más en las aulas de la educación afectiva y afectivo-sexual, pero también de la dictadura de la economía capitalista y de la participación ciudadana en la política de las comunidades y países, porque son cosas que han sido “olvidadas” por el actual marco normativo que rige la Educación en España.

Llorente aboga por convertir las aulas en espacios de verdadera participación democrática porque si los docentes no enseñan a los niños y niñas a participar, nunca sabrán hacerlo porque ese es uno de los objetivos del sistema, que nuestros jóvenes sean personas sin capacidad crítica y sin capacidad de reacción.

Considera que hay que recuperar la vieja idea de vivir la democracia en el aula, de tal forma que maestros, profesores y alumnos impongan en las clases prácticas democráticas para reconstruir la cultura en el aula, dicho lo cual explicó que si en lugar de basarse en la dictadura de los libros de texto se promueve una verdadera acción de investigación entre docentes, alumnos y familiares, convirtiendo esa actividad en algo que tenga repercusión en el medio en el que se inserta la clase, se estará llevando a cabo una educación verdaderamente diferente, lo que ocurre es que si no se pone en práctica es porque los profesionales tienen miedo.

Un dato que destaca la docente es que el tiempo para la reflexión y el debate en las escuelas está secuestrado, puesto que un profesor universitario tiene tres horas de docencia y el resto de investigación, pero un maestro de primaria tiene 25 horas docencia y ninguna de investigación, con lo que el sistema ha eliminado a su conveniencia la capacidad de pensar.
 
< Anterior   Siguiente >
 
R. San Borondón
Programación
Frecuencias
Emisión por Internet
Fonoteca
Sala S. Borondón
Actividades
Cinemateca
Programación
Publicidad
 
Humor
LA VIÑETA LA VIÑETA
NOTICIAS Sin Confirmar
Encuestas
¿Qué opinas sobre la designación de Miguel Zerolo como Senador Autonómico?
 
Lo más leído
SERVICIO RSS