Advertisement
 

| DESARROLLO | MEDIO AMBIENTE | SALUD | POLITICA | ENERGÍA | EDUCACIÓN | POLÍTICA SOCIAL | CULTURA | MEDIOS |
 

Inicio arrow Voz del Pueblo arrow Justicia arrow A Don Eligio Hernández no le gustan las estrellas
A Don Eligio Hernández no le gustan las estrellas Imprimir E-Mail
jueves, 21 de junio de 2012

Teresa Alonso Lancho. Dpto. de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de La Laguna

ImageHará unos dos meses escuché a D. Eligio Hernández en un programa de radio San Borondón manifestando su desacuerdo con la parte dispositiva de la sentencia del Tribunal Supremo, que castigaba al juez Garzón por su actuación en la causa contra los delincuentes del llamado caso “Gürtel”.

Su opinión se debía, según dijo, a que Baltasar Garzón había sido condenado por prevaricación por, a su juicio, haber actuado dando una interpretación de la ley, lo que en ningún caso podía implicar una voluntad de incumplirla, y abundó en el hecho de que a pesar de que a él siempre le había parecido inadecuada la actitud de Garzón, calificado por los medios, y por el propio D. Eligio, como juez “estrella”, en ese momento no podía compartir la sentencia, explicando que iba a criticar la sentencia con las mismas armas que se esgrimían en ella y, naturalmente, hizo hincapié en el hecho de haber sido juez y magistrado y Fiscal General entre otros cargos.

No era la primera vez que yo escuchaba a D. Eligio en esa radio o que leía algún artículo suyo en la prensa, y siempre que lo he escuchado o leído, he vuelto a oír su mención a que fue magistrado, Fiscal General, amigo personal de Felipe González, etc. Siempre que lo escucho creo percibir en su palabra unas resonancias de superioridad y autocomplacencia que resultan casi siempre enojosas por lo innecesarias.

Ahora le leo denostando la actividad social y de asesoramiento jurídico que viene desarrollando, como portavoz de una plataforma ciudadana, el abogado D. Felipe Campos en la ciudad de Santa Cruz contra las evidentes irregularidades e ilegalidades presentes en la elaboración, desarrollo y tramitación del Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad y otros asuntos del urbanismo local. Y Don Eligio se ha enfadado porque, según dice, el señor Campos copa la cotidianeidad mediática con entrevistas, declaraciones, querellas, denuncias, en un presunto afán de protagonismo y erigiéndose en “Inquisidor General y Juez Supremo” en materia de urbanismo.

Vengo siguiendo las andanzas de este Plan General desde hace más de dos años y, por supuesto, conozco también la extraordinaria, titánica, e impresionante actividad de asesoramiento y dirección jurídica que ha venido desarrollando D. Felipe Campos y el enorme esfuerzo pedagógico que ha realizado para ilustrar a una ciudadanía sobre sus derechos y sobre los atropellos de los mismos que han venido cometiéndose en Santa Cruz de Tenerife, con la connivencia de abogados, arquitectos, periodistas y otros profesionales cualificados de esta sociedad, entre los que se cuenta también D. Eligio.

Vaya por delante que a D. Felipe Campos le “defienden” sus propios actos: el que haya desarrollado su trabajo de dirección y asesoramiento sin percibir emolumento económico alguno, a pesar de reunir todos los requisitos para reclamarlo. En cuanto a su actitud personal, cuando le he escuchado, en las reuniones de la Sindical, en radio San Borondón, o en otros foros, siempre he percibido la voz de una persona digna, luchadora, extraordinariamente sensible a las injusticias, pero también he observado que siempre es capaz de tender una mano al oponente para propiciar el entendimiento, la comprensión y la resolución de los problemas.

Y con respecto a las denuncias y querellas con las que, según D. Eligio nos amenaza cada día, D. Felipe Campos hace lo que cualquier ciudadano responsable debería hacer cuando conoce alguna circunstancia susceptible de ser entendida como ilegalidad, lo pone en conocimiento de la Justicia. Y, hasta el momento, la Justicia ha venido dándole la razón. Espero que eso no le parezca mal a D. Eligio.

No quiero extenderme mucho más, pero desearía comentar sobre el aspecto de la comparecencia del jurista D. Tomás Ramón Fernández a petición de la Plataforma contra este PGO , y del que D. Eligio manifiesta : “Me sorprendería que el profesor T.R. Fernández se preste a acudir a escenarios manipulados, pues a un jurista de su categoría no le hace falta más promociones que la de su ingente obra científica, y sus dictámenes ante los Tribunales” , párrafo en el que aparece diáfana la manera de pensar del autor, ya que lo que, según se desprende de su escrito, un profesional cuando se manifiesta a favor de la justicia, de la verdad o de cualquier aspecto que aporte luz sobre determinados conflictos sociales, no busca más que fama y promoción.

En fin, no puedo más que coincidir con D. Eligio: D. Felipe Campos no ha hecho más que eliminar sombras de nuestros asuntos cotidianos y, de esa manera ha arrojado mucha luz sobre nuestras vidas, como hacen las estrellas.

 
< Anterior   Siguiente >
 
R. San Borondón
Programación
Frecuencias
Emisión por Internet
Fonoteca
Sala S. Borondón
Actividades
Cinemateca
Programación
Publicidad
Humor
LA VIÑETA LA VIÑETA
NOTICIAS Sin Confirmar
Encuestas
¿Qué opinas sobre la designación de Miguel Zerolo como Senador Autonómico?
 
Lo más leído
SERVICIO RSS