Advertisement
 

| DESARROLLO | MEDIO AMBIENTE | SALUD | POLITICA | ENERGÍA | EDUCACIÓN | POLÍTICA SOCIAL | CULTURA | MEDIOS |
 

Inicio arrow Voz del Pueblo arrow Desarrollo arrow Mar y Tierra
Mar y Tierra Imprimir E-Mail
lunes, 29 de enero de 2007

Lo cierto es que nos estamos cargando el mundo igual que nos hemos cargado ya la mayoría de las costas españolas, las bellísimas costas convertidas hoy en montañas de cemento, que han enriquecido a unos cuantos y han condenado a los demás a seguir siendo esclavos de las hipotecas, mientras languidecen pensando en sus maravillosas casas colmena donde para ver el mar hay que comprarse un periscopio.

Y no estoy hablando del mal uso y de la destrucción de los elementos naturales que harían posible la permanencia de vida en la Tierra, lo que nos llevaría mucho más lejos. Sino, por ejemplo, del puerto de Granadilla, en las Islas Canarias, cuya construcción ha sido aprobada ya, y que según los vecinos y ciudadanos no es en absoluto necesario, porque el vecino puerto de Santa Cruz está infrautilizado y bastaría una simple ampliación del mismo. Así aparece en un informe elaborado por la Universidad de la Laguna, a solicitud de la autoridad portuaria de Santa Cruz de Tenerife. Según este informe, el puerto de Santa Cruz de Tenerife, además, está siendo mal gestionado, con dejadez en las infraestructuras, tiene poco tráfico de buques y cruceros, y monopolios en el almacenamiento de combustible. Tampoco el puerto de Granadilla puede justificarse para el tráfico de trasbordo de contenedores. Y, por si fuera poco, esa costa, una de las más ventosas de la isla, hará que el puerto sea poco operativo y competitivo por la regularidad y fuerza del viento.

Entonces, ¿por qué no se detiene el proyecto de construcción y se tiene en cuenta, aunque sólo sea para iniciar un debate ciudadano, la protesta sistemática de la ciudadanía, sus múltiples manifestaciones, y los elementos que ha aportado, contundentes todos sobre la utilidad del puerto y sus funestas consecuencias sobre el paisaje, así como los informes de instituciones y personas no vinculadas al proyecto, profesionales honestos y catedráticos conocidos por sus conocimientos en la materia? En nuestro país, igual que ocurre con los Estados Unidos, que no aceptan las medidas que toma la comunidad internacional para paliar los efectos de la sistemática destrucción del planeta, miramos más por nuestros beneficios que por el bien de una Comunidad que, se diría, no nos afecta. Como tampoco nos afecta el medioambiente, el gasto de agua, la destrucción del paisaje, el alejamiento de aves migratorias, el cambio climático o la pérdida de fauna y flora, y seguimos ajenos al hecho de que nuestro enriquecimiento va en detrimento de los más pobres.

¡¡¡No al puerto de Granadilla!!!

(*) Escritora y directora de la Biblioteca Nacional
 
< Anterior   Siguiente >
 
R. San Borondón
Programación
Frecuencias
Emisión por Internet
Fonoteca
Sala S. Borondón
Actividades
Cinemateca
Programación
Publicidad
Humor
LA VIÑETA LA VIÑETA
NOTICIAS Sin Confirmar
Encuestas
¿Qué opinas sobre la designación de Miguel Zerolo como Senador Autonómico?
 
Lo más leído
SERVICIO RSS