Advertisement
 

| DESARROLLO | MEDIO AMBIENTE | SALUD | POLITICA | ENERGÍA | EDUCACIÓN | POLÍTICA SOCIAL | CULTURA | MEDIOS |
 
Inicio arrow EDUCACIÓN arrow El Gobierno feudal de Canarias y el derecho de pernada de José Manuel Soria
El Gobierno feudal de Canarias y el derecho de pernada de José Manuel Soria Imprimir E-Mail
domingo, 08 de noviembre de 2009

ImageEmilio J. Armas Ramírez. Miembro del Secretariado Nacional del STEC-Intersindical Canaria

Era práctica habitual en la edad media que, cuando una pareja contraía matrimonio, el señor feudal tuviera el derecho de pasar la noche de bodas con la recién casada. Esta estremecedora tropelía propia del feudalismo, comúnmente conocida como derecho de pernada, dejó de aplicarse gracias a no pocos derramamientos de sangre.

Hoy en día parece absolutamente impensable que éste y otros abusos de poder de aquella época puedan ser reinstaurados. No en vano las luchas de clase, protagonizadas por los trabajadores a lo largo de la historia, nos han permitido disponer de un estado de derecho que nos garantice una vida digna –al menos eso dice la constitución-

Sin embargo, a uno se le ponen los pelos de punta cuando escucha afirmaciones como las vertidas por el Sr. D. José Manuel Soria –lo de Sr. D. es por falta de hábito en el tratamiento a señores feudales, espero que sepa disculparme por ello- en las que, sin rubor ni vergüenza alguna, declara suspendidos todos los acuerdos entre sindicatos y administración en aras del bien común y justificándolo en una supuesta situación de excepcionalidad. Aunque de momento, para que nadie se rasgue las vestiduras, el “estado de excepción” sólo afectará a educación.

Pero no nos engañemos, ya que esta medida no va encaminada a acabar con “privilegios concedidos en época de bonaza”, como de manera retorcida y malintencionada ha declarado recientemente la consejera de educación –de mala educación habría que decir para hacer justicia a los resultados que su nefasta gestión está provocando- Más bien al contrario, lo que pretende este gobierno, es acabar con los derechos laborales de los pocos trabajadores que aún los conservan, pues son un “mal ejemplo” para sus planteamientos neoliberales de desguace del estado de derecho. Se acabó el disimular, con políticas ambiguas que dejaban la duda de si era incompetencia o mala intención. Ya está todo claro, han puesto boca arriba sus cartas, las del desmantelamiento de los servicios públicos esenciales: sanidad, educación y servicios sociales; las de la total desregulación de los derechos laborales conquistados con gran sacrificio a lo largo de varios siglos; y las de la impunidad y la desvergüenza ante la sociedad, cuando quieren hacer creer que quien tiene un salario digno es un privilegiado mientras ellos disfrutan de pensiones vitalicias multimillonarias por el simple hecho de haber “desgobernado” durante dos años. ¿No les da vergüenza que un trabajador tenga que cotizar 35 años y esperar hasta los 65 de edad para jubilarse con una mísera pensión?

El nuevo feudalismo ya está aquí, llámenlo capitalismo, neoliberalismo o como quieran, pero sus fundamentos son los mismos. Muchos –los pobres- deslomándose a trabajar de sol a sol y sin derechos laborales para que unos pocos –los de siempre- se enriquezcan y presuman de lo que el sudor de la gente honrada les proporciona. Es objetivamente demostrable que cada vez que hay una crisis se le aprieta el cinturón al trabajador y, cuando hay bonanza, nadie se acuerda de aflojárselo de nuevo. El resultado es que a muchos trabajadores ya no les quedan agujeros en el cinturón.
¿Hasta cuando vamos a seguir soportando estas cacicadas? ¿Es que después de 32 años de democracia debemos dar por desvanecidas todas aquellas aspiraciones de la sociedad del bienestar, de la justicia y de la igualdad de oportunidades? ¿Desde cuando la igualdad de oportunidades consiste en empeorar las condiciones de los pocos que aún conservan algo de dignidad? ¿A qué esperamos todos los paisanos de esta tierra de trabajadores para decirle a este gobierno que en Canarias sobran los caudillos? Particularmente creo que ya es momento de alzar la voz no vaya a ser que, al final, nos derrote la ignorancia.

 
< Anterior   Siguiente >
 
R. San Borondón
Programación
Frecuencias
Emisión por Internet
Fonoteca
Sala S. Borondón
Actividades
Cinemateca
Programación
Publicidad
Humor
LA VIÑETA LA VIÑETA
NOTICIAS Sin Confirmar
Encuestas
¿Qué opinas sobre la designación de Miguel Zerolo como Senador Autonómico?
 
Lo más leído
SERVICIO RSS